El Rei va liderar el cop d’estat del 23-F amb el suport del PSOE

El Rei va liderar el cop d’estat del 23-F amb el suport del PSOE

Volien  fora Suárez i van alimentar un cop d’estat amb el vist i plau de Felipe Gonzàlez per fer un govern de concentració, segons explica Pilar Urbano en el seu darrer llibre “La Gran desmemoria”.

Segons avança l’autora en una entrevista al diari El Mundo, el paper del rei va ser demolidor, en qualsevol altre democràcia s’obriria una investigació per tal de jutjar als autors intel·lectuals del cop d’estat del 23-F.

El llibre de Pilar Urbano desgrana el trist paper d’alguns partits i polítics per fer fora Suárez, pactant amb els militars i amb el rei, el veritable “elefant blanc” del cop d’estat.

 Entre altres afirmacions Urbano acusa Felipe Gonzalez, disposat a ser vicepresident d’un govern de transició, i al rei,  que assegurava  que el cop d’estat era contra Suàrez que no volia marxar i l’havien de fer fora, de teixir complicitats de l’esquerra espanyola amb els militars, recordem encara avui que el General Armada, mà dreta del rei, era governador militar a Lleida i mantenia una excel·lent relació amb l’alcalde socialista de la ciutat Antoni Siurana

 

Si les informacions que publica Pilar Urbano són certes seria exigible una investigació per exigir responsabilitats, des del Rei passant per Felipe González i altres que van acceptar la conspiració.

El cop d’estat del 23-F neix a la Zarzuela i va ser liderat pel Rei

 


Ho afirma l’autora del llibre que  descriu el rei com un veritable dictador i  explica com aquest maltracta Suárez perquè  aquest té les seves pròpies idees. El rei es presentat com un veritable egòlatra capaç d’encapçalar un cop d’estat per salvar-se ell. Urbano reprodueix la conversa:

“ Suárez visita el Rei i li diu: “Nos la has metido doblada… Alentando Armada y a tantos otros, jaleándolos, dandoles la razón en sus críticas, dicíendoles lo que querían oir de boca del Rey, tú mismo alemnentaste el malestar militar. Esta situación l’has provocado tú”

El Rei a Suàrez: De qué me hablas?… Me estas amenazando, so cabrón. Tu no puedes retirar tu dimisión com presidente… ¿Todavia no te has enterado de que ha sido a ti a quien le han dado el golpe?… Políticamente estás muerto. Tienes que saber poner punto y final a tu propia história.”

Segons l’autora, la conversa és produeix a partir de la decisió de Suárez que, al veure el joc brut que li han fet, comunica al rei que retira la seva dimissió i que vol anar a per totes  respecte als responsable del cop d’estat.

El Rei i alguns militars i polítics volien canviar Suárez, diferentes converses prèvies al cop d’estat mostren el Rei en el paper de lideratge, els seus enfrontaments amb Suárez són de duresa extrema, fins el punt que en una discussió al despatx del monarca, el gos del rei es llença a Suárez davant l’aixecament de la veu.

El Rei convoca Suárez a La Zarzuela i el deixa sol amb quatre tinents generals que l’amenacen amb una pistola

Quatre tinents generals de l’exèrcit  fan suspendre al Rei una cacera i el convoquen a Palau i li exigeixen que porti Suárez a la trobada, el rei ho fa i el deixa sol davant els colpistes, eren els generals Elicegui, Merry Gordon, Milans del Bosch i Campano López, que controlaven les regions militars de Zaragoza, Sevilla,València i Valladolid.

En la trobada Milans del Bosch li exigeix a Suárez pel be d’Espanya la seva dimissió, el president li demana una raó i el general Merry Gordon es treu una pistola Star de 9mm i se la posa al capdamunt de la ma i l’ ensenya al president i li diu que si això no és una bona raó.

 


Felipe Gonzalez i el PSOE i, fins i tot, Solé Tura estaven d’acord  en formar part d’un govern de concentració nacional presidit per un militar

 


Ho afirma Pilar Urbano en el llibre que sortirà aquesta setmana, unes afirmacions que en un país normal acabarien en denuncia cap a la periodista o en l’obertura d’una investigació per exigir responsabilitats a tots els que van participar en aquest assalt a la democràcia.

http://www.directe.cat/noticia/342492/el-rei-va-liderar-el-cop-destat-del-23-f-amb-el-suport-del-psoe

Anna Bellsolà-propietaria de la panadería Baluard-“Hacer pan engancha, es muy gratificante”

“Hacer pan engancha, es muy gratificante”

27.03.2014 Barcelona Sergi Saborit

Nació y creció rodeada de sacos de harina y de unos aromas que sólo conocen los que han vivido el mundo del pan desde la cuna. Anna Bellsolà (Girona, 1974) es hija, nieta y bisnieta de panaderos gerundenses y hoy, según dice la crítica, elabora el mejor pan de Barcelona.

Anna Bellsolà, propietaria de la panadería Baluard./ Elena Ramón Desde el horno Baluard, en la Barceloneta, Bellsolà transmite con pasión su amor por un oficio que hace unos años estaba totalmente vulgarizado y que hoy, afortunadamente, vuelve a brillar y busca la excelencia. Pregunta: Parece que el pan vuelve a estar de moda. Respuesta: No sé si llamarlo moda, pero sí, hay muchas panaderías nuevas y está muy bien que Barcelona asista a este fenómeno. Hay una nueva generación de panaderos que, como yo, hemos querido continuar en este negocio, pero de otra manera; el reto era darle otro aire, reinventar y poner al día la panadería. P.: Su padre, Pere Bellsolà, fue el fundador de una de las mayores empresas españolas de masas congeladas. ¿Lo aprendió todo a su lado? R.: Mi día a día ha girado siempre en torno al mundo del pan. Mis padres eran unos trabajadores incansables, inquietos, que convirtieron un pequeño horno heredado de mis abuelos en una red de veinte tiendas y en una industria que fue pionera en la producción de pan precocido ultracongelado. Yo siempre estuve metida en el negocio, me fui involucrando poco a poco y al final me di cuenta de que ese mundo me gustaba. P.: ¿Y por qué decidieron vender Bellsolà en 2003 a los fondos Landon [de la familia Gallardo] y Qualitas Equity Partners? R.: La empresa no estaba en venta. Pero nos vinieron a hacer una oferta y se valoró. P.: ¿No estaban en venta? R.: No, para nada, ¡teníamos una empresa fantástica que funcionaba muy bien!, con grandes resultados. Pero apareció esta oferta y mi padre, tras valorarlo en familia, la aceptó. ¡Fue muy dramático! Todos sentíamos mucho la empresa. Pero mis padres son los que se habían currado y luchado el negocio y decidieron vender, pues perfecto. P.: ¿Y entonces qué? R.: Yo me quedé un año más trabajando en el departamento de I+D de Bellsolà, con los nuevos propietarios. Pero se me hacía raro y al final me fui. Pensé en cómo iba a reorientar mi vida, pero sólo sabía hacer pan y decidí montar mi propia panadería. Aunque no podía hacerlo de inmediato. P.: ¿Por qué? R.: Tenía una cláusula de no competencia durante un año. Decidí aprovechar ese periodo para formarme más; me fui a trabajar a panaderías de Francia e Italia para aprender más. También intenté montar una consultoría de pan que asesorara a los restaurantes, pero no funcionó. No puede ser que un restaurante no mime al pan. P.: ¿Y cómo nace Baluard? R.: Mi idea inicial era hacer lo mismo que el panadero parisino Poilâne, que elabora un sólo tipo de pan, pero muy bien hecho, de dos kilos de peso. En 2006 comencé a buscar un local y al final lo encontré en el barrio de la Barceloneta, que prácticamente no conocía. Inauguré Baluard el 10 de julio de 2007, el día en que mi primer hijo, Ventura, cumplía un año. P.: ¿Le ayudó su padre? R.: No, no, no ha estado involucrado en Baluard. Pero sí me ha ayudado con algún consejo cuando lo he necesitado. Un día con él y con mi madre nos pateamos París probando las mejores baguettes con la guía de Steven L. Kaplan en mano. P.: Y llega un día en el que se da cuenta de que tiene el mejor pan de la ciudad… R.: Bueno, [risas] eso es lo que dicen. Yo no lo sé.

Lo difícil no es hacer un pan que salga bien. Lo difícil es que toda la producción salga bien y es lo que intentamos a diario. Estoy contentísima de que reconozcan mi trabajo, aunque los inicios fueron difíciles. P.: ¿Por qué? R.: Aposté por cocer en un horno giratorio de leña, de combustión indirecta. Yo nunca había trabajado con un horno así, me costó mucho entenderlo. Además, en ese momento, el tema del pan era un desierto, no había nada parecido a lo que yo quería hacer. Ha habido un cambio brutal desde entonces, hemos asistido a un proceso de revalorización.

Ahora la gente sabe de pan, sabe lo que es una masa madre, ¡se hace incluso el pan en casa! P.: ¿Cómo explica el fenómeno del pan doméstico? R.: Porque el pan engancha. Quien no lo ha hecho nunca y lo hace por primera vez se da cuenta de que es muy gratificante hacer pan, una experiencia apasionante, porque es muy difícil que te salga bien. Por eso, la gente queda enganchada y luego cuando descubren las levaduras madre se enganchan más… y luego el horno… ¡por eso todo el mundo quiere hacer pan! P.: ¿Y su favorito cuál es? R.: Me gusta mucho el pan de payés de dos kilos, el pan de chapata de aceite de oliva y centeno y la baguette Baluard, la más difícil de hacer.

“Hacer pan engancha, es muy gratificante”,Catalunya, expansion.com

 

Anna Bellsola (Panaderia Baluart)

PDF Imprimir E-Mail
El pan en Baluard se hace poco a poco, respetando los reposos de las masas, respetando los ingredientes, sin añadir nada que no sea necesario, solo harina, agua, sal y levadura natural. Ven a verlo a través de Anna Bellsolà. 

Anna Bellsolà, propietaria de la panadería Baluard de Barcelona, ha sido reconocida con el premio al Profesional del Año por la Academia Catalana de Gastronomía.

 

Heredera de tres generaciones de panaderos que la antecedieron en el oficio, Anna Bellsolá, propietaria de la panadería Baluard, en la Barceloneta, ha conseguido hacerse con un espacio en el cada vez más sofisticado mundo de la panadería barcelonesa. La búsqueda del sabor del cereal, muchas horas de reposo de la masa, el uso de harinas de calidad y un atento cuidado a las cocciones son sus secretos.

http://www.hofmann-bcn.com/sp/panes-de-invierno-con-anna-bellsola-panaderia-baluart.htm

Anna Bellsolà, propietaria de la panadería Baluard de Barcelona, ha sido reconocida con el premio al Profesional del Año por la Academia Catalana de Gastronomía.

Heredera de tres generaciones de panaderos que la antecedieron en el oficio, Anna Bellsolá, propietaria de la panadería Baluard, en la Barceloneta, ha conseguido hacerse con un espacio en el cada vez más sofisticado mundo de la panadería barcelonesa. La búsqueda del sabor del cereal, muchas horas de reposo de la masa, el uso de harinas de calidad y un atento cuidado a las cocciones son sus secretos.

No hay dos panes iguales. Cada pan es una pieza única, artesanal y casi artística, llena de texturas, colores, formas. Me gusta el pan.

Anna Bellsola

No hay un aroma tan sutil como el de un pan saliendo del horno. El aroma que llena las tahonas de un perfume de serenidad nocturno.

Me gusta el pan. El pan que solía hacer mi abuelo, el que me trae recuerdos de humanidad, de sabiduría y de trabajo. El pan que solía vender mi abuela. El pan que más tarde amasaría mi padre y vendería mi madre… y ahora, pasado el tiempo, rodeados por el mar, instalados en la Barceloneta, barrio marinero y característico, la amasadora sigue amasando, el horno de leña gira a diario, la harina llena todos los rincones de nuestra tahona, y las manos dan forma con ilusión a lo que será un pan. Sencillamente un pan.

 

Cortadlo, oledlo, lleváoslo a la boca y dejad que los sentidos hagan el resto.

Me llena de satisfacción poder ofreceros cada día el pan que siempre me ha gustado encontrar en la mesa.

Anna Bellsolà, panadera

http://www.arecetas.com/anna-bellsola/index.HTML

Hija, nieta y biznieta de panaderos

Anna Bellsolá, dueña de la panadería Baluard, en el barrio de la Barceloneta, nos cuenta su experiencia en la fabricación del pan.

 

Uno de los grandes placeres del día es para mucha gente tomarse por la mañana una tostada de pan recién hecho. ¿Cuál es, para ti, la mejor forma de comer pan? Por la mañana, pan solo con mantequilla o mantequilla y mermelada; al mediodía acompañando un huevo frito con patatas; en la merienda con crema de cacao; y por la noche en tostada con tomate y aceite, embutidos, quesos, ahumados o foie, y por supuesto en buena compañía.

¿Cuál es el truco para hacer un buen pan, de esos que conservan bien la textura, el olor y el sabor característico? Un buen proceso, mucha horas de reposo de la masa, el uso de harinas de calidad, una buena cocción, y estar muy encima de cada parte del proceso.

Vosotros tenéis una gran variedad de panes. ¿Cuál es la receta, la mejor técnica y los trucos para elaborar pan en casa? Lo mejor para elaborar pan en casa es empezar con una receta simple: harina de trigo 1 kg., 600 ml de agua, 20 gr. de levadura, y 18-20 gr. de sal. Intentar que la harina sea de calidad y realizar un primer buen reposo de la masa. Lo más difícil en el proceso de hacer pan en casa es el horneado pues los hornos domésticos no son como los profesionales pero si se ha realizado un buen proceso ya hay mucho ganado. El pan que obtendremos tendrá sabor y dejarás un agradable aroma a pan en toda la casa…

Apostaste por abrir una panadería de referencia en un barrio marinero con los mejores ingredientes, panes biológicos, naturales, con un proceso de fermentación que requiere de tiempo, es decir, regresar a la artesanía de toda la vida. ¿Cuáles son los resultados? En su momento cuando abrí aposté por seguir un camino inverso al del sector de la panadería de entonces, es decir, volver a los orígenes en todos los sentidos, utilizar las técnicas de antes pero actualizadas, y buscar la mayor calidad en procesos y materias primas. Mi primera satisfacción fue que el primer pan que horneé era lo que estaba buscando hacía tiempo, y mi satisfacción diaria es que a mis clientes también les gusta y repiten!

Eres hija, nieta y biznieta de panaderos. Has aprendido el arte de hacer pan en los fogones de tu familia, un trabajo que exige mucha dedicación y sacrificio. ¿Es sencillo encontrar ahora buenos profesionales de la panadería? No es sencillo encontrar buenos profesionales, hay pocas escuelas modernas en España, y creo también que pocos alumnos. La panadería es un oficio que hasta ahora no ha atraído a muchos jóvenes, y ha habido poco relevo generacional. Yo he visto como se partían a trabajar jornadas durísimas mis padres y abuelos, y lo mal que lo han pasado en algunos momentos, es por ello que la mayoría piense en dedicarse a otra cosa. Te tiene que gustar este oficio. De hecho me formé en la universidad en diferentes áreas, pero siempre volvía a la harina.  Pero también es verdad que las cosas han cambiado mucho desde entonces, y ahora se trabaja mucho mejor y más cómodamente.

Yo he tenido la suerte de rodearme de un equipo excelente y aliento a los jóvenes a que se dediquen a este oficio pues es muy bonito y actualmente bien pagado. ¡También animo a las mujeres pues siendo un mundo bastante de hombres se puede sobrevivir siendo mujer!

¿Está en peligro la panadería tradicional? No está en peligro siempre que hayan panaderos y panaderas con ganas de hacer las cosas bien hechas, y que amen este oficio.

Es un oficio sacrificado, de mucho trabajo y compromiso, los panaderos no somos artistas, aunque los que hacemos (el pan) para mí sí lo es, nuestra misión es hacer cada día lo mismo, con empeño y rigor. Por supuesto innovamos pero en definitiva ofrecemos el pan de cada día, y la gente espera encontrar a diario su producto predilecto en perfectas condiciones… atrévete a cambiar algo en esa barra de pan que haces cada día y que compra tanta gente y verás las reacciones.

 

En muchos restaurantes los panes han adoptado un cierto punto de sofisticación. ¿Te gusta este nuevo enfoque de su mundo profesional? A mi parecer el pan en un restaurante se merece un lugar, merece tener atención, sea o no sofisticado tiene que estar a la altura de la comida. Hay muchos restaurantes que cuidan su pan, algunos que lo elaboran ellos mismos y de excelentísima calidad. También hay muchos restaurantes que saben como sacar máximo partido al pan, en su manera de presentarlo o simplemente en la manera de cortarlo. Tengo un restaurante como cliente en la Barceloneta que abre la baguette ¡la unta con tomate, aceite y hierbas, y luego la corta a tiras largas! Es fantástico, una manera diferente y óptima para comer ese pan.

¿Cuál es el pan que más le gusta a Anna Bellsolá? Me gustan los panes simples, con pocos ingredientes ajenos a los básicos. Panes de trigo con sabor a pan y con matices de fondo. Hay una frase para mí reveladora en el libro de Peter Reinhart, El aprendiz de panadero“. Él es un profesor de panadería y lo que les dice a sus alumnos como máxima es que busquen el sabor del cereal. Para mí es eso.

http://www.delicooks.com/es/personajes/anna-bellsola

Libro:”Pan en casa: del horno al corazón” de Anna Bellsolà (panadería Baluard)

Ayer fue mi cumpleaños y entre los muchos regalos que me ha hecho mi marido está este libro:

Es el libro de Anna Bellsolà la propietaria de la Panaderia Baluard en Barcelona. El libro está súper bien, aparte de las 50 recetas que publica de diferentes tipos de pan, tiene una introducción teórica que ayuda a los novatos como yo a entender un poquito más el proceso del pan. Nos habla de como montó su panadería, los ingredientes, los utensilios, y, como no, las recetas de diferentes tipos de panes: blancos, dulces, bio, tradicionales y variados. En los próximos días, además, probaré alguna de sus recetas con un paso a paso a ver qué tal me salen!!
La verdad es que la Panadería Baluard es mi panadería favorita, a parte de lo bonita que es, el pan que venden es delicioso y también la bollería!! Hoy, que he estado por allí, me he llevado un pan Bogatell, un brownie y un bollito con pepitas de chocolate… impresionante todo!!! Este es el pan Bogatell que me he llevado:

¿A qué tiene una pinta impresionante? Pues sabe aún mejor!!http://martikisblog.blogspot.com.es/2011/08/libropan-en-casa-del-horno-al-corazon.html

 

 

con levadura

Hogaza manchega – La Mancha bread

Castilla-La Mancha, la tierra de Don Quijote y Sancho Panza, es una de las pocas comunidades autónomas que cuentan con un pan con Indicación Geográfica Protegida: el pan de cruz de Ciudad Real. Se trata de un pan de masa dura elaborado con harina candeal, de sabor ligeramente dulce y con corteza suave y crujiente debido a su cocción a temperatura suave. A lo largo de toda la demarcación se elaboran panes que siguen un poco esas características.

Hogaza manchega

Hogaza manchega

“El libro de los maestros panaderos”, de Francisco Tejero, es una especie de greatest hits que recopila algunas de las fórmulas de los mejores panaderos artesanales del país. En este caso la receta de la hogaza manchega la proporciona Senén Buitrago, propietario de la Tahona Buitrago, en Carrión de Calatrava. Para la elaboración de este pan resulta fundamental la calidad de la harina.

Desde el lado bueno

Desde el lado bueno

Ingredientes:

– 500 gr de harina panadera

– 325 ml de agua

– 100 gr de masa madre sólida (58% hidratación) *

– 10 gr de sal

– 1,6 gr de levadura seca instantánea o 5 gramos de levadura fresca.

* Para preparar 100 gramos de masa madre sólida, mezcla 33 gramos de masa madre activa líquida con 47 gramos de harina y 20 ml de agua, y deja reposar 3 horas aproximadamente.

Campo de Criptana. Wikimedia Commons

Campo de Criptana. Wikimedia Commons

Se amasan todos los ingredientes.

Se deja reposar la masa en bloque durante 20 minutos.

Aplanando la hogaza con suavidad

Aplanando la hogaza con suavidad

Se forma una bola y se deja reposar 15 minutos más, hasta que afloje. Colocar la hogaza en una tabla o bandeja enharinada. Aplana ligeramente con las manos, hasta que obtengas un disco de unos dos centímetros de grosor.

Fermentar a temperatura ambiente y sin humedad excesiva, hasta que las piezas casi doblen su volumen inicial y alcancen un grosor como de 3 centímetros y medio. (1 hora y 30 minutos, aproximadamente).

Tallar y cocer a 200 grados, con un poco de vapor, durante 45 minutos.

Tallando la hogaza

La miga

La migahttp://breadgallery.wordpress.com/2013/07/

ADICAE denuncia l’enriquiment il•legítim del Banc Sabadell

A la Junta d’Accionistes que han tingut lloc aquest dijous

Vinyeta

ADICAE denuncia l’enriquiment il•legítim del Banc Sabadell

Economia 28/03/2014 17:38
SABADELL PRESIDENT
L’Associació de Consumidors de Bancs, Caixes i Assegurances (ADICAE) va intervenir dijous a la Junta d’Accionistes del Banc Sabadell per donar veu als petits accionistes que havien delegat el seu vot a l’Associació. Davant els pomposos números de creixement en clients i capital presentats per Josep Oliu, president de l’entitat, i Jaume Guardiola, conseller delegat, l’Associació va reclamar respostes a casos que s’arrosseguen de fa temps.
En referència a les càusules sòl a les hipoteques, l’Associació va convidar al diàleg per a trobar solucions extrajudicials, gest que no va rebre cap més resposta que la justificació d’Oliu d’haver comercialitzat hipoteques amb aquesta clàusula per “protegir la rendibilitat i els interessos dels accionistes” sense fer esment a l’abusivitat i la omissió d’informació donada als consumidors quan es van comercialitzar. L’Associació agrupa a centenars d’afectats de l’entitat a la macrodemanda interposada al Jutjat Mercantil nº 11 de Madrid que podria portar a la prohibició cautelar de les clàusules el juliol.
ADICAE també va exigir mesures per a què els estafats amb les quotes participatives de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), més de 54.000 petits estalviadors recuperin els seus diners i va posar de manifest la complicitat passiva del Banc Sabadell per no haver afrontat la situació quan va adquirir l’entitat el 2011 pel preu simbòlic d’1 euro.
Els membres d’ADICAE a la Junten a més acusen a Miquel Roca i Junyent, secretari del Consell Administratiu, d’apagar el micròfon del representant de l’Associació en dues ocasions. En primer lloc quan se’ls va acusar de complicitat per les quotes participatives de la CAM i posteriorment en qualificar de “frau i abús” tant aquesta situació com la de la comercialització de les hipoteques amb clàusula sòl.
L’Associació ADICAEdefensa que aquests són els seus noms per l’enriquiment il·legítim que han generat als comptes de l’entitat al no haver informat degudament als clients i per continuar esquivant les propostes de solució.
http://www.catalunyapress.cat/cat/notices/2014/03/adicae-denuncia-l-enriquiment-il-legitim-del-banc-sabadell-98860.php

Banc de Sabadell

Josep Oliu: “En aquest cas, tenim un pla B que implica el trasllat de la seu social a Madrid

Economia 18/10/2013 12:03

Després de les contundents declaracions del President de Freixenet , Jose Luis Bonet de” que Catalunya és part essencial d’Espanya i asi ha de seguir” li ha tocat el torn a Josep Oliu President del Banc Sabadell qui durant una reunió amb potencials inversors, amb motiu de la recent ampliació de capital de l’entitat, no va poder escapolir-se de la” pregunta del moment”.

Que farà el Banc de Sabadell si Catalunya s’independitza d’Espanya?En aquest cas -va respondre Oliu, en presència de la seva Ceo, Jaume Guardiola- tenim un ‘pla B’, que implica el trasllat de la seu social a Madrid.
I és que per al cinquè banc d’Espanyano hi ha dubtes sobre aquest tema, perquè sap que els diners són covards i solament acudeix a mercats estables on no és ninguneado per qüestions polítiques.http://www.catalunyapress.cat/cat/notices/2013/10/josep-oliu-en-aquest-cas-tenim-un-pla-b-que-implica-el-trasllat-de-la-seu-social-a-madrid-89662.php

 

Banc Sabadell acomiada a una treballadora discapacitada per sofrir atacs epiléctics

Economia 27/03/2014 07:50
OLIU

La Secció Sindical d’UGT en Banc Sabadell denuncia que l’entitat ha acomiadat a una treballadora de Gandia ( València) amb una discapacitat del 37% per sofrir atacs epilèptics mitjançant una carta. D’aquesta manera ha celebrat aquesta entitat bancària el Dia Mundial de l’Epilèpsia .

Contra l’opinió dels metges i de la pròpia Seguretat Social , que reconeixen que la treballadora està perfectament capacitada per a la vida laboral , l’empresa ha rebutjat totes les alternatives propostes per UGT i vulnerant al mateix temps el seu propi Codi de Conducta intern , que recull : ” en les decisions relatives a la contractació o promoció d’empleats , no es tindrà en compte la raça , el color , el sexe , la discapacitat o qualsevol altra situació de la persona” .
Des d’UGT afirmen que no es pot “tolerar aquesta clara discriminació . A més de plantejar jurídicament la defensa de la treballadora , s’ha convocat una concentració a València aquest dijous , 27 de març , al matí davant l’Oficina Principal del Banc Sabadell ( c. del Pintor Sorolla , 6)”.
D’altra banda ,aquest dijous a les 18 hores s’ha convocat una concentració davant la Fira de Sabadell , on se celebrarà a aquesta hora la Junta General d’Accionistes del Sabadell.

http://www.catalunyapress.cat/cat/notices/2014/03/banc-sabadell-acomiada-a-una-treballadora-discapacitada-per-sofrir-atacs-epilecticos-98745.php

 

 

Josep Oliu(Sabadell, Barcelona, 1949) Banquero español. Josep Oliu i Creus nació en Sabadell (Barcelona) en 1949. Su padre, Josep Oliu Pich, fue director general del Banco Sabadell.Tras licenciarse en económicas por la Universidad de Barcelona y obtener el doctorado por la de Minnesota (Estados Unidos), ejerció durante 1982 como catedrático de teoría económica en la Universidad de Oviedo.En 1983 ocupaba el cargo de director de Estudios y Estrategia en el Instituto Nacional de Industria (INI) y, un año más tarde y hasta 1986, ejerció como director de Planificación del mismo organismo. Cuando contaba treinta y siete años, su vida tomó un nuevo rumbo al incorporarse de lleno a la actividad bancaria.

Poco después de su nombramiento como presidente de la Asociación Barcelona Plaza Financiera en 1986, fue reclamado por el Banco Sabadell para desempeñar la función de secretario general técnico. En 1990, tras cuatro intensos años de inmersión en la estrategia económica del Sabadell, fue propuesto como sucesor de su padre en las tareas de consejero y director general.

Desde 1999 ostenta la presidencia del banco. En la actualidad es también vocal del Consejo General de la Asociación Española de Banca, vocal de la Comisión Gestora del Fondo de Garantía de Depósitos y miembro de la junta del Círculo de Economía de Barcelona. Está casado y tiene tres hijos.

Oliu, que se declara amante de la música clásica, el buen cine y la lectura de biografías y ensayos sobre historia, es un hombre afable y hábil negociador que ha sabido rodearse de un extraordinario equipo de profesionales que lo secundan en su labor cotidiana. Entre ellos es obligado citar a Joan Maria Nin, consejero-director general del Banco Sabadell, y a Josep Permanyer, presidente del Atlántico.

Oliu tiene las ideas claras, tanto sobre el futuro de su banco como sobre el panorama del negocio financiero español. Respecto al primero, no descartaba la incorporación del Sabadell al Íbex-35, mientras ultimaba un plan estratégico, que se desarrollará entre 2005 y 2008, orientado a obtener elevados ratios de rentabilidad y eficiencia. Respecto al segundo, opina que «el mercado financiero en España está sobresaturado, es un sector en reconversión y para afrontar márgenes más bajos y tipos de interés más bajos, los bancos tenemos que crecer en tamaño».

Cinco años de gestión

Conseguir un puesto cada vez más relevante para el Banco Sabadell ha sido para Josep Oliu un reto que ha enfrentado con decisión y firmeza a lo largo de sus cinco años al frente de la entidad. Su tenacidad se ha visto recompensada por una carrera profesional jalonada de éxitos.

En 1996, siendo director general bajo la presidencia de Joan Corominas, responsable del primer gran impulso ascendente del banco, Oliu participó en dos importantes operaciones, las compras del Natwest España (actualmente Solbank) y del Banco de Asturias.

Al asumir la presidencia, en 1999, decidió crear una estructura de negocio más ágil y eficaz, al tiempo que renovó la comisión ejecutiva. A partir de aquí se abrió una nueva etapa, que en 2001 logró un gran triunfo con la salida a bolsa del banco.

Frente a las reticencias iniciales de una parte del accionariado tradicional, los resultados superaron las expectativas: el día del estreno en el parqué, las acciones llegaron a superar la cifra de 24 euros, tres más del precio fijado como referencia. El precio obtenido por las acciones otorgó al Banco Sabadell un valor de mercado de 4.000 millones de euros.

Un año después de su salida a bolsa, Josep Oliu llevó a cabo la fusión por absorción del Banco Herrero. La operación se concretó a través del canje de diecisiete acciones del Sabadell, con un valor nominal unitario de 0,50 euros, por cada cuatro acciones del Banco Herrero de 3 euros.

En 2003 las ganancias del Banco Sabadell habían experimentado un crecimiento de un 6,6 % respecto al ejercicio anterior, rondando la cifra de los 235 millones de euros. Frente a un aumento del 20,5 % en créditos hipotecarios y un 16,8 % en créditos a empresas, el banco registró una reducción de costes del 12,5 % gracias a las medidas de saneamiento económico adoptadas por su presidente. Por otra parte, las participaciones en el capital del Sabadell del Banco Comercial Portugués y La Caixa se mantuvieron en unas proporciones del 8,5 % y el 15 %, respectivamente, en tanto que la participación de Caixa Sabadell se incrementó de un 0,5 % al 1,1 %.

A fines de 2003, Oliu concluía en Londres la negociación con la Arab Banking Corporation (ABC) y el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) para comprar el 92 % del capital del Banco Atlántico. La integración del Atlántico suponía para el Sabadell convertirse en la cuarta empresa bancaria española en importancia, al aumentar cerca de un tercio sus activos, sus recursos gestionados y el valor bursátil de sus acciones.

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/o/oliu.htm

Adolfo Suárez sabía que el alma de la operación armada del 23F fué Juan Carlos I, segun Pilar Urbano

Suárez pidió al Rey revocar su dimisión tras el 23F y la respuesta fue: “O te vas tú o me voy yo”   

   

             

El expresidente supo que el Golpe se ‘cocinó’ en La Zarzuela, según el último libro de Pilar Urbano      

Adolfo Suárez sabía que el “alma de la operación armada del 23F era el Rey y nace en Zarzuela”. Es la teoría de aquellos hechos a la que vuelve ahora la escritora Pilar Urbano con su nuevo libro ‘La gran desmemoria. Lo que Suárez olvidó y el Rey prefiere no recordar’, que se publica el próximo jueves.

El Rey intentó convencer a Suárez de que se fuera En una entrevista, este domingo, en El Mundo, la autora explica cómo el Rey se dejó convencer por el general Alfonso Armada, que le aseguró que el país vivía una situación insostenible que requería de un “golpe de timón militar”, y que eso era el convencimiento de buena parte de la oposición.

Durante los primeros días enero de 1981, el Rey intentó convencer a Suárez de la necesidad de cambios que estuvieran dirigidos desde instancias militares, y que pasaban por que él abandonara la Presidencia del Gobierno, lo que llevó a momentos de gran tensión entre ambos.

“Uno de los dos está de más” La periodista adelanta lo que cuenta en su libro: un encuentro entre el Rey y Adolfo Suárez en La Zarzuela, el 22 de enero de 1981.”Uno de los dos sobra en este país, uno de los dos está de más. Y, como comprenderás, yo no pienso abdicar”, llega a decirle el Rey a Suárez, según Urbano.

El Monarca también habría rechazado la opción de disolver las Cortes y convocar nuevas elecciones, que le propuso Suárez tras verse sin el apoyo del Rey ni de parte de su partido. “Éste se va… qué hay que hacer ahora” Urbano narra cómo el Rey se sintió aliviado cuando el 27 de enero Suárez le avisa de que tira la toalla y se va. El Monarca, lejos de dedicarle algún gesto de cercanía, dice a su secretario: “’Sabino, que éste se va’. Ni un abrazo, ni un gesto. Como si se sintiera liberado. ‘¿Qué hay que hacer ahora? ¿Qué pasos? Es la primera dimisión de un presidente en democracia’, pregunta al fiel secretario. Punto y final. Al día siguiente, el 28, Suárez lleva la carta de dimisión a Zarzuela”, explica Urbano.

Suárez pidió revocar su dimisión La periodista desvela que tras el golpe militar, Suárez y el Rey vuelven a reunirse. El presidente recién dimitido le dice al Monarca: “Nos la has metido doblada” y le acusa de haber alentado el golpe militar, a lo que el Rey replica que la situación es la contraria: “La has provocado tú y la he evitado yo”.

Suárez quiere revocar su dimisión y así se lo trasmite al Rey. “Le anuncia que piensa hacer depuraciones en el Ejército, llegando hasta donde haya que llegar. ‘Me estás amenazando, so cabrón? ¿Te atreves a hablarme de responsabilidades a mí? ¿Tú… a mí? Mira -le dice el jefe del Estado-, ni tú puedes retirar ya la dimisión ni yo voy a echarme atrás en la propuesta de Leopoldo.

¿Todavía no te has enterado de que ha sido a ti a quien le han dado el golpe? A ti, a tu política, a tu falta de política, a tu pésima gestión. ¿Responsabilidades? ¡Tú eres el auténtico responsable de que hayamos llegado a esto!2”, narra Urbano.

El Rey dice a Suárez que está “políticamente muerto” El Rey termina con la amenaza: “O te vas tú o me voy yo”, pero le recuerda a Suárez que no podrá formar ningún gobierno de unidad ‘porque nadie va a querer ir contigo… Políticamente estás muerto. No revoques tu dimisión. No intentes volver. Tienes que saber poner punto y final a tu propia historia’. Viéndolo así, en pie, con el uniforme de capitán general y al otro lado de la mesa, Suárez se da cuenta, según él mismo contaba después, de que ese señor imponente que tiene delante es el Rey. ‘Junto los talones, doy un cabezazo, paso al usted y le presento mis excusas: ‘Disculpe, Señor, me he excedido’”. http://www.elplural.com/2014/03/30/suarez-pidio-al-rey-revocar-su-dimision-tras-el-23f-y-recibio-la-siguiente-respuesta-o-te-vas-tu-o-me-voy-yo/

Juan Carlos va organitzar el cop d’estat per desfer-se de Suárez

El Mundo publica una llarga entrevista amb Pilar Urbano on la periodista explica part de la documentació del llibre ‘La gran desmemoria’, en les quals es basa per a fer l’acusació

L’organització del cop d’estat d’Armada, que derivaria finalment en el 23F, va ser obra de Juan Carlos per a fer fora de la presidència un Adolfo Suarez, amb qui les relacions s’havien tornat extremadament tenses. Així ho explica la periodista Pilar Urbano en el llibre ‘La gran desmemoria’, que es publicarà aquest dijous. Avui el diari El Mundo ha publicat una llarga entrevista amb la periodista on aquesta explica episodis molt rellevants i sorprenents de la relació entre Suarez i Juan Carlos.

Segons la periodista, que té gravades converses amb Suarez i diversos testimonis, així com documentació escrita de l’època corresponent a diversos polítics, Juan Carlos va moure tots es fils que van conduir al 23F amb la intenció de fer fora del govern a un Suarez amb qui mantenia pèssimes relacions.

Urbano relata converses dels dos protagonistes on Juan Carlos obertament commina Suarez a dimitir, es nega a que aquest convoqui eleccions i li anuncia el cop d’estat com a solució. Un cop d’estat d’on sortiria un govern de concentració presidit pel rei mateix o per Armada amb l’acord de tots els grans partits, excepte CiU i PNB. Molts dirigents, entre els quals Urbano esmenta González, Fraga o Solé Tura, ja havien donat el seu vist-i-plau a integrar-se en un govern presidit per un militar.

En l’entrevista Pilar Urbano, que va escriure un llibre anterior amb el suport de Sofia de Grècia, relata amb tot detall les amenaces de Juan Carlos a Suarez i explica amb noms i cognoms quines són les seves fonts. Sobre els fets del 23F ambla intervenció de Tejero Urbano diu que creu que Juan Carlos ja no controlava aquella acció però que hauria estat impossible sense el seu suport a Armada i al cop d’estat que Suarez va aturar dimitint per sorpresa dies abans.http://www.vilaweb.cat/noticia/4182419/20140330/juan-carlos-organitzar-cop-destat-desfer-suarez.html

 

 

‘Para Suárez estaba claro que el alma del 23-F era el Rey’

Día 30.3.14
El lacónico e intrigante arranque que el Nobel de Literatura Coetzee utiliza en su novela Tierras de Poniente sirve para entender la trayectoria de Pilar Urbano (1940): “Me llamo Eugene Dawn. No puedo hacer nada al respecto. Empiezo, pues”. La periodista tampoco puede hacer nada, ni quiere, al respecto: cada libro de investigación que publica se convierte, irremisiblemente, en luminosos fuegos explosivos que alumbran rincones desconocidos de la Historia reciente y provocan sonoras polémicas. ‘La gran desmemoria. Lo que Suárez olvidó y el Rey prefiere no recordar’, a la venta desde el jueves próximo, no dejará indiferente a nadie, ni a los dos grandes protagonistas, Juan Carlos de Borbón y Adolfo Suárez (éste, desde el más allá), ni a los lectores. Y contribuirá, seguro, a poner luz en aquel ominoso episodio del 23-F, repleto de claves ocultas e historias no contadas. Pilar Urbano las desentraña con la pasión y el atrevimiento de quien se empecina en buscar la esquiva verdad. Adolfo Suárez ya descansa en paz en su morada eterna, la catedral de Ávila. El duque del Olvido. Y el Rey permanece en el Palacio de la Zarzuela, en las mismas estancias en las que, según Urbano, se preparó la Operación Armada contra el presidente Suárez. En esos aposentos donde los artífices del paso de la dictadura a la democracia se pelearon al borde de lo físico, como el libro descubre. El Rey vive sin querer recordar, mientras el fantasma conciliador del gran presidente de la democracia revive en el espíritu de un libro preñado de datos y fuentes.
Pregunta: Tras leer su libro, no me extraña que el Rey y Suárez no quisieran recordar episodios que cuenta.
Pilar Urbano: ¿A qué se refiere?
Especialmente a seis encuentros calientes, explosivos, que el Jefe de Estado y el presidente del Gobierno tuvieron el 4, 10, 22, 23 y 27 de enero de 1981. Y el día después del golpe, el 24 de febrero del 81.
Empecemos por el 4 de enero de 1981. Un día antes, en vísperas de la Pascua Militar, el Rey recibe a Alfonso Armada en Baqueira, en La Pleta. Como venía haciendo al menos desde julio de 1980, el general calienta la cabeza a don Juan Carlos, le come la oreja, sobre la situación límite que vive España. Ese día, insisto, dos jornadas antes de la Pascua Militar del 5, día del cumpleaños de su Majestad, le da una «solución de Estado». Le plantea que ya tiene a punto, no un golpe de Estado, sino un golpe de timón, un golpe de Gobierno. Armada, en el que el Rey confía plenamente, ha tenido numerosas reuniones con políticos en activo de todos los signos. ¡Cuidado! No son el búnker. Son políticos de partidos con representación parlamentaria, como el PSOE y Alianza Popular, entre otros.
El gran obstáculo para el Rey para este golpe de timón, por lo que cuenta en su libro, sigue siendo Adolfo Suárez. «No sé cómo quitármelo de encima», exclama durante meses ante diferentes interlocutores.
Efectivamente. Por eso el Rey no espera a volver a Madrid y llama a Suárez, que descansa en Ávila, para que se presente en Baqueira de manera urgente el 4 de enero. A Adolfo le parece rara tanta urgencia, se desplaza a Baqueira en helicóptero. Esa conversación será el primer choque de una serie encadenada en las semanas siguientes. La reunión empieza sin crispación. Poco a poco se va calentando. No hay insultos, pero sí «tuteos». Se hablan claro. El Rey le dice al presidente que, si no hacen algo, los militares se le echarán encima. Don Juan Carlos siempre tuvo miedo a los ejércitos.
El Rey tendría presente lo que Armada le había dicho el día antes.
Sí. El mensaje de Armada fue muy claro: Suárez sobra y es urgente poner remedio a esta situación. El general le pinta al Rey una situación de pregolpe. Le informa de que con Suárez fuera del Gobierno podría armarse un gobierno de concentración nacional que evitaría el golpe militar. Y que desde Fraga a Felipe González están dispuestos a entrar en el Gobierno. Por eso, don Juan Carlos tiene urgencia para que Suárez visualice que sobra. Y lo hace el 4 de enero. Suárez intuye que podría estar en marcha una moción de censura contra él, orquestada por Armada con la ayuda de numerosos diputados, entre ellos, muchos de su mismo partido, que cuenta con 168 diputados.
¿El Rey expone con claridad a Suárez que la solución pasa por un militar al frente de ese gobierno de concentración?
El Rey habla con Suárez de un problema militar y de que Armada puede solucionarlo. Pero no le dice que Armada iría de presidente, sino que podría reconducir la situación. Don Juan Carlos traslada al presidente el panorama apocalíptico militar descrito por Armada, con varios golpes militares en marcha. La realidad es que había sido el propio Armada, con el CESID (Centro Superior de Información de la Defensa, precedente del actual CNI) y el comandante Cortina junto a civiles, políticos, empresarios, periodistas…, quienes habían puesto en marcha el ventilador para crear ese clima de ruido de sables. Se había ido creando un ambiente para que pareciera que antes de que llegara lo peor, un golpe militar puro y duro, lo intermedio, o sea, la Operación Armada, el golpe de timón o golpe de gobierno, sería lo mejor. El Rey le insiste a Suárez que son necesarios remedios extraordinarios. Y cuando Suárez le pregunta que a qué se refiere, don Juan Carlos, tras hablarle de ministros inteligentes, de que la oposición le está tendiendo la mano, de que se olvide de sus sueños de grandeza…, concluye: «Voy a serte franco, con otro hombre en la presidencia». Suárez vuelve destrozado a Madrid. Se da cuenta de que le han encontrado sucesor.
 
10 de enero de 1981. El Rey se presenta en Moncloa en moto, sin avisar.
Ese día hay una gran gresca entre los dos. El Rey solía llegar de improviso a Moncloa. Con su desparpajo conocido, pedía: «¿Me dais de comer? ¿Ha sobrado paella?». Esta vez la visita no era tan amigable. Quería hablar de una vez por todas con claridad con Suárez. Salen a dar un paseo por los jardines. «Vengo a hablarte de dos asuntos que alguna vez ya te he esbozado, pero hoy quiero resolverlos. Mi viaje al País Vasco y el traslado de Armada a Madrid». La conversación sube de tono. Un testigo me cuenta que el Rey y el presidente gesticulan cada vez de manera más ostensible. Armada, destinado en Lérida, es un tema tabú para Suárez. El Rey quiere traerlo a Madrid, al Estado Mayor, de segundo JEME. Es la bicha para Suárez; sabe que es el hombre destinado a cortarle la cabeza. Es entonces cuando Suárez vaticina al Rey que Armada no es la solución al golpe militar del que el Rey le habla insistentemente, sino el problema.

El Rey piensa lo contrario: tú eres el problema y el otro la solución.
Su Majestad llevaba año y medio oyendo de militares, de empresarios, de banqueros, de algunos obispos, de catedráticos, de gente de distintos sectores sociales, de algunos periodistas, que todo iba muy mal y que había que cambiar el Gobierno y a su presidente. Lo que un banquero, ya en el verano de 1980, en su visita al monarca definió como «cambiar el alambre, pero no los postes». Todos parecían olvidar, empezando por el Rey, que sólo las urnas pueden cambiar al partido gobernante y a su presidente. En realidad fue el 5 de julio de 1980, siete meses antes del 23-F, cuando se produjo un primer anuncio en Zarzuela de que el Rey había decidido entrar en acción.
Sigamos con la visita del Rey a Moncloa.
El Rey, en un momento, coge del codo al presidente. Lo agarra para que se pare. Suárez, según mi testigo presencial, se desembaraza de un tirón. Nada que ver con la foto amable que años después el hijo de Suárez tomaría, con el Rey y el ex presidente, ya enfermo de alzheimer, paseando por el jardín de la casa familiar. «Un momento, no te embales», dice el Rey a Suárez, y éste le contesta: «Me embalo porque sé lo que digo; Armada es un enredador que vende humo, que vende conspiraciones, sediciones, sublevaciones. Y lo malo es que se las vende al propio Rey». Suárez se mantiene en sus trece y se niega a traer a Armada a Madrid. Ahí rompieron.
El Rey ya no controla a Suárez. No puede conseguir ni traer a Armada a Madrid…
Nunca pensó que la persona que él eligió como presidente (julio de 1976) pudiera llegar a este extremo. Él, que muchos años atrás, cuando empezaba a reinar, había dicho a Torcuato Fernández Miranda: «Hombre, yo creía que iba a ser como Franco pero en Rey».
22 de enero de 1981. Suárez está en Zarzuela…
Aquello fue muy fuerte. Suárez subió a Zarzuela como solía hacer en vísperas del consejo de ministros. Lo cuento en el capítulo titulado Suárez, el Rey, un perro, una pistola…. Ya no son desencuentros, ya están a mandoblazos, sobre todo por parte del Rey. «El Rey consulta, escucha y hace caso a cualquiera antes que a mí», se queja Suárez. Don Juan Carlos ve al jefe del Gobierno sin rumbo. Utiliza en algún momento la frase de Abril Martorell, íntimo y fiel colaborador de Suárez: «Eres un arroyo seco», sin un norte ilusionante. Tras combatir en una esgrima de reproches, Suárez espeta al Rey: «Hablemos claro, señor, yo no estoy en el cargo de presidente porque me haya puesto ahí su Majestad». «Lo que no es normal, por muy legítimo que sea, es que yo diga blanco y tú negro. Las cosas han llegado a un punto en que cada vez coincidimos en menos temas», expresa don Juan Carlos. El cruce de reproches crece en grados. «Me temo que empezamos a dar la impresión de dos jefaturas que en lo importante discrepan», dice Suárez. Y recuerda al Rey que es presidente por las urnas, en las que obtuvo 6.280.000 votos (en 1979). «Tú estás aquí porque te ha puesto el pueblo con no sé cuántos millones de votos… Yo estoy aquí porque me ha puesto la Historia, con setecientos y pico años. Soy sucesor de Franco, sí, pero soy el heredero de 17 reyes de mi propia familia. Discutimos si OTAN sí u OTAN no, si Israel o si Arafat, si Armada es bueno o peligroso. Y como no veo que tú vayas a dar tu brazo a torcer, la cosa está bastante clara: uno de los dos sobra en este país. Uno de los dos está de más. Y, como comprenderás, yo no pienso abdicar».
(Pilar Urbano relata que cuando Suárez oye la palabra abdicar, él mismo dice que sería el mayor fracaso de todos sus empeños y que, llegados a este punto, lo mejor es disolver las Cortes para que el pueblo hable, ya que no cuenta con el apoyo del Rey ni con parte de su partido, y sí con la animadversión de la oposición. El Rey le responde que eso sería una locura y que se niega a disolver las Cortes).
¿Plantea el Rey a Adolfo Suárez la dimisión?

En realidad le dice que no puede impedir que dimita, pero que disolver las Cámaras supondría un nuevo parón nacional, con la crisis económica que había. «Aquí lo que hace falta es un gobierno fuerte, cohesionado, que cuente con una mayoría estable y que gestione. Por tanto, no voy a firmar el decreto de disolución». La bronca crece y crece cuando el presidente recuerda al Rey que, según la Constitución, la disolución no corresponde al jefe del Estado y que éste no puede negarse a firmarla.
Con la Constitución como arma arrojadiza…
Y el Rey, entonces, comete una indiscreción al recordar a Suárez que también el artículo 115 advierte que no se podrán «disolver las Cortes si está en trámite una moción de censura». Nadie había hablado de moción de censura. Se le escapó inconscientemente lo que le daba vueltas por la cabeza: una dimisión repentina invalidaría el plan de derrocarle por la vía intachablemente parlamentaria de la moción de censura. Y una disolución dejaría la Operación Armada en papel mojado. Por tanto, el Rey no quería que Suárez dimitiera todavía, ni disolviera las Cortes. Y de manera entre infantil y desesperada le dice a Suárez que no piensa firmar, que se irá de viaje, que se pondrá enfermo… La discusión subía y subía de tono. Llegaron a alzarse la voz con tal rudeza que el perro del Rey, Larky, un pastor alemán, tumbado en la alfombra del despacho real, comenzó a ladrar y, excitado, se arrojó contra Suárez. «Casi me muerde los coj…», me contó Suárez tiempo después. El Rey saltó y sujetó al perro. Más allá de esta anécdota, Suárez le leyó la cartilla al Rey, el hombre que lo había elegido para, juntos, hacer Historia.
23 de enero. El Rey precipita su regreso a Madrid. Está de cacería, pero cuatro tenientes generales se han presentado en Zarzuela.
Cuatro y un almirante. Los tenientes generales Elícegui, Merry Gordon, Milans del Bosch y Campano López, de las regiones de Zaragoza, Sevilla, Valencia y Valladolid. Desde Zarzuela avisan al Rey, que tiene que suspender la cacería. Por cierto, los compañeros de montería se indignan con el Rey porque el helicóptero ahuyenta las piezas. Estos generales están pensando un golpe a la turca. Ya habían enviado una carta a Zarzuela, por el conducto reglamentario, como me dijo el general González del Yerro. Al no obtener respuesta, se presentan en Zarzuela. Entra el Rey, jefe y compañero de armas, y cuando comienzan con la retahíla de quejas, les dice: «Un momento, yo soy el Rey. El Rey reina, pero no gobierna. Decídselo al jefe de Gobierno». Llama a Suárez. En un rato está en Zarzuela. «Realmente estos que hay dentro quieren verte a ti». Y don Juan Carlos se ausenta. Nadie se sienta y Suárez advierte a los entorchados que Zarzuela no es el sitio para hablar; que si quieren, él los recibe en Moncloa, que es la sede del presidente de Gobierno.
Y aparece la primera pistola.
Milans dice a Suárez que por el bien de España debe dimitir ya, cuanto antes. Y es cuando Suárez pide al luego golpista que le dé una razón para ello. En ese momento, Pedro Merry Gordon saca del bolsillo de su guerrera una pistola Star 9mm, se la pone en la palma de la mano izquierda y mostrándola dice al presidente: «¿Le parece bien a usted esta razón? ». El Rey, en la escalera, le advierte: «¿Te das cuenta de hasta dónde me estás haciendo llegar?». Y le reitera que la solución para evitar el golpe militar pasa por un cambio de Gobierno.
Dos últimas fechas para olvidar esta tragedia en las relaciones de los dos parteros de la Transición. 27 de enero, con el golpe en puertas.
Suárez acude a Zarzuela para comunicar al Rey que tira la toalla, que se va. Antes almuerza con los Reyes. Al acabar, suben los dos al despacho. «¿Qué es eso tan importante que tienes que decirme?», inquiere el Rey. «Que me voy, señor. Sí, he pensado muy seriamente que debo irme. Irme y, como decía Maura, que gobiernen los que no me dejan gobernar». El Rey escucha en silencio, sin mover un músculo. Con pose de rey, no de amigo. Asiste, impávido, a la explicación de Suárez, que se queja de tener el enemigo dentro. Él ya sabe, como me dijo años después Sabino, que estaba en marcha una moción de censura movida y encabezada por Armada. Gente de su partido, como Herrero de Miñón, participa activamente. Piensa que con su dimisión podrá desactivarla. Pero Armada se veía ya como presidente de un gobierno de concentración, una operación que comenzó a trazarse en Zarzuela en julio de 1980. Ya hablaremos luego de esto…
¿El Rey no hizo el menor amago pidiéndole que siguiera?
En absoluto. Descuelga el telefonillo interior y llama a Sabino: «Sabino, sube, sube inmediatamente». Cuando llega, don Juan Carlos le suelta: «Sabino, que éste se va». Ni un abrazo, ni un gesto. Como si se sintiera liberado. «¿Qué hay que hacer ahora? ¿Qué pasos? Es la primera dimisión de un presidente en democracia», pregunta al fiel secretario. Punto y final. Al día siguiente, el 28, Suárez lleva la carta de dimisión a Zarzuela. Su publicación en el BOE se retrasa durante semanas. El acto de Suárez de dimitir por sorpresa tiene enormes consecuencias porque deja a los golpistas, militares y civiles, sin argumentos para la sublevación.
Última fecha. 24 de febrero de 1981. 
Horas después de acabar el secuestro de Tejero. Suárez se presenta en Zarzuela. Suárez, tras ser liberado, es informado por Francisco Laína de que ha sido Armada quien ha arreglado la liberación de los secuestrados y de que el mismo Armada había estado metido en el golpe hasta las cejas. Ya en Moncloa, se encierra con sus colaboradores directos Arias-Salgado y Meliá, y les pide un informe técnico urgente para revocar su dimisión. La investidura de Calvo-Sotelo, interrumpida por Tejero, se reanudará el día siguiente, 25, a las seis de la tarde. El cese de Suárez aún no se ha publicado en el BOE. «Hay mucho que limpiar, apuntalar, poner coto a los que quieren quitarnos la libertad. Si legalmente puedo, volveré. Eso sí, respaldado por la más Grosse Koalition que pueda constituir», dice a sus íntimos.
Y acto seguido, va a Zarzuela a hablar con el Rey. Por llamarlo cortésmente.
Es el enfrentamiento más duro, durísimo, que Suárez tiene con el Rey. Se lo contó a muy pocas personas recién ocurrido, y 12 años después lo revivía con las mismas palabras. Leo a partir de la página 701 de mi libro: «Arriba, en la puerta, me espera Sabino. Me da un abrazo. Yo se lo tomo. Al que no se lo puedo tomar es al “Otro”. Entro en el despacho del Rey. Está vestido de uniforme. Es mediodía. Tiene allí a su perro Larky, el que me atacó la otra vez. Estamos solos, le tuteo.
-Nos la has metido doblada.
-¿De qué me hablas?
-Hablo de que, alentando a Armada y a tantos otros, jaleándolos, dándoles la razón en sus críticas, diciéndoles lo que querían oír de boca del Rey, tú mismo alimentaste el dichoso malestar militar (…) Sabes cómo entre el Guti (el general Gutiérrez Mellado), Agustín (Rodríguez Sahagún) y yo hicimos trigonometría para desplazar al quinto moño a los generales golpistas, a los que tú a la semana siguiente recibías; y cómo me opuse al traslado de Armada.
-Pero ¿tú te das cuenta de lo que dices… y a quién se lo dices?
-Sé demasiado bien a quién se lo digo. Esta situación la has provocado tú.
-Noooo. Al revés, la has provocado tú y la he evitado yo».
O sea, que Suárez acusa al Rey de promover el golpe de Armada.
Para Suárez está clarísimo ya en ese momento que la Operación Armada nace en Zarzuela y que el alma es el Rey: que don Juan Carlos es el muñidor para que Armada sea el presidente de un gobierno de concentración. Incluso que el mismo Rey conocía el Gobierno que el golpista tenía preparado. Un Gobierno en el que, entre otros, Felipe González iba de vicepresidente. En el transcurso de esa conversación con tono elevadísimo, Suárez alaba el comportamiento digno del «pobre Guti, un anciano, cuatro huesos», y critica, en cambio, al «otro», «a gatas debajo del escaño», refiriéndose al presidente a punto de ser investido, Calvo-Sotelo. Pero el clímax de la pelea verbal se alcanza cuando Adolfo advierte al Rey lo siguiente: «Quiero revocar mi dimisión. Traigo un estudio jurídicoconstitucional del proceso…». Y saca el folio del bolsillo y lo despliega ante el Rey. Le anuncia que piensa hacer depuraciones en el Ejército, llegando hasta donde haya que llegar. «Me estás amenazando, so cabrón? ¿Te atreves a hablarme de responsabilidades a mí? ¿Tú… a mí? Mira -le dice el jefe del Estado-, ni tú puedes retirar ya la dimisión ni yo voy a echarme atrás en la propuesta de Leopoldo. ¿Todavía no te has enterado de que ha sido a ti a quien le han dado el golpe? A ti, a tu política, a tu falta de política, a tu pésima gestión. ¿Responsabilidades? ¡Tú eres el auténtico responsable de que hayamos llegado a esto!». El rifirrafe entre los dos continúa y se despeña hasta el punto de que don Juan Carlos le dice: «O te vas tú o me voy yo», no sin recordarle que no podrá formar ningún gobierno de unidad «porque nadie va a querer ir contigo… Políticamente estás muerto. No revoques tu dimisión. No intentes volver. Tienes que saber poner punto y final a tu propia historia». Viéndolo así, en pie, con el uniforme de capitán general y al otro lado de la mesa, Suárez se da cuenta, según él mismo contaba después, de que ese señor imponente que tiene delante es el Rey. «Junto los talones, doy un cabezazo, paso al usted y le presento mis excusas: “Disculpe, Señor, me he excedido”». Larky, el perro, esta vez no atacó al indignado visitante.
Pilar, esto que usted cuenta, desconcertante por la gravedad de las acusaciones pronunciadas por Suárez, así como por las que el jefe de Estado dirige al presidente dimisionario, lo tendrá muy contrastado…
No me hubiese atrevido a escribirlo si no hubiera tenido varios testigos y confidentes de Adolfo Suárez.
(Efectivamente, en el apéndice de notas se citan las fuentes con nombres y apellidos.)
Perdóneme que le insista más sobre sus fuentes, porque la gravedad de su narración lo exige…
Como están documentadas en el libro, no tengo ningún problema. He hablado con decenas de personas, y no una, ni dos, ni tres veces. Algunos de los trances sobre los que escribo me los han ratificado Aurelio Delgado Lito, el cuñado de Suárez e íntimo ayudante, y colaboradores inmediatos del presidente como Antonio Navalón, Eduardo Navarro, Jaime Lamo de Espinosa, José Pedro Pérez-Llorca, Rafael Arias-Salgado, Francisco Laína… Lito me recordaba: «Me acuerdo que eran las cinco de la madrugada, y tú seguías hablando con Adolfo en Galicia, en un hotel, pese a que unas horas después él tenía una entrevista política importante». Suárez era noctámbulo y si por la noche pegaba la hebra en confidencias, contaba cosas, sobre todo a los que nos veía interesados en asuntos como el 23-F, sobre el que yo escribí un libro, Con la venia, yo indagué. Adolfo iba dando pistas, claves. Tengo escrito un capítulo sobre el GAL, que no he incluido en el libro… Adolfo era un hombre de Estado, ante la idea de que por él pudiera sobrevenir un golpe, no lo dudó, se fue; y cuando ocurrían cosas turbias en torno al Monarca y alguien quiso aprovecharse o apalancarse en el Rey, Adolfo saltaba.
¿Quién era más hombre de Estado, Suárez o don Juan Carlos?
Si Adolfo hubiese sobrevivido a todos los golpes morales que le asestaron, podría haber llegado a ser el único candidato a la República capaz de competir con Felipe VI. Aunque su esencia era republicana, hizo una especie de voto de lealtad al Rey desde el republicanismo nato de su padre y de su madre. Creía en el chusquerismo: que desde abajo se puede llegar hasta arriba, si se trabaja; y que un rey tiene que estar sometido a una disciplina constitucional. Déjeme decirle lo siguiente sobre las fuentes de mi libro, con datos que he ido recopilando durante años. Adolfo no ha sido un bocazas ni un voceras, pero en ocasiones se ha desahogado. Sobre todo, no ha querido que la Historia se escribiera mal. Por eso escribió su ‘Yo disiento de la sentencia del 23-F’. Él me dijo más de una vez: «No dejes que te equivoquen, Pilar, eso no fue así». Allí, en su despacho de la calle Antonio Maura, en Madrid, hemos tenido conversaciones larguísimas y relajadas, explayándonos con la confianza de la amistad. Con su hija Marian cerca, que le advertía «Papá, papá…» para que no contara de más. Él, con su simpática picardía, decía: «No, aquí con ésta puedo, ésta es del Opus».
Sé que su libro es mucho más que el 23-F y sus circunstancias, que en él habla de episodios llamativos en los prolegómenos de la Transición, como el día en que el Rey se atrevió a echar al presidente Arias, o aquel momento en el que Suárez legaliza el PCE y don Juan Carlos, curiosamente, está en París.
Claro, el libro abarca bastante más, pero usted quiere hablar del 23-F y de sus lados oscuros.
Un poco más. Una aclaración: ¿Qué diferencia hay entre la Operación Armada y el 23-F?
El golpe de Armada, el golpe de timón o de gobierno, presidido por él, tendría que haber acabado en el momento en el que don Juan Carlos comienza a hacer consultas para sustituir a Suárez. Por fin, se decide por Leopoldo Calvo-Sotelo, pero tiene enormes dudas. Tantea a Lamo de Espinosa, a Pérez Llorca, a Rodríguez Sahagún. En realidad, cualquiera menos Leopoldo. Hasta que Leopoldo le soluciona la papeleta. Convence al jefe del Estado diciéndole que él es el hombre de la derecha que busca, bien visto por el empresariado; que sacará adelante el ingreso en la OTAN, el gran marrón del Rey ante los EEUU; la LOAPA para armonizar el tiberio de las autonomías; que tranquilizará a los militares, porque al fin y al cabo su apellido es Calvo-Sotelo. Además, ha sido elegido por el partido, la UCD, que en las elecciones del 79 sacó más de 6.200.000 votos. No hay duda de que la sustitución con Calvo-Sotelo, y no a través del montaje Armada, es constitucional. El Rey ve que puede tener una salida fácil, libre de Suárez, y sin correr tantos riesgos como con Armada; y es cuando abandona la Operación Armada. Estamos hablando del 10 de febrero de 1981, a 13 días del golpe. Hasta ese momento, la Operación Armada no tenía nada que ver con el 23-F. Terminaba ahí.
Pero el golpe se produce.
El 23-F, como le digo, no debería haberse producido. Pero a Armada el Rey le había puesto los patines, y ya no quiere parar. Y se produce el recurso a Tejero, que es un autor por convicción. De hecho,Jordi Pujol y Marta Ferrusola, su esposa, hacen los honores de despedida a Armada, que viene a Madrid desde su destino en Lérida. Los Pujol comentan al general que Calvo-Sotelo será el nuevo presidente, y Armada deja caer un enigmático «ya veremos». Lo está diciendo el día 9 de febrero. En las fechas siguientes, Armada se ve no sé cuántas veces con el Rey: el 10, el 11, el 12, el 13. En la agenda de Armada aparece todo eso pormenorizado. Sabino, que ya se da cuenta de que Armada está lanzado, empieza a cerrarle las puertas de palacio. El día 13 de febrero, el Rey y Armada tienen una conversación tan importante y grave que don Juan Carlos aconseja a Armada que vaya a contarle a Gutiérrez Mellado todo eso de que Leopoldo no es la solución para calmar la división del Ejército. Mellado manifestaría luego que le dieron ganas de detener a Armada por todo lo que le dijo. A partir de ese momento podemos decir que el Rey ya se sacude de las manos el tema Armada y sigue la senda de Leopoldo, con un Gobierno de UCD.
Pero Armada, como usted decía antes, «tiene puestos los patines».
Armada está motivado, Armada quiere ser presidente, ayudado por el CESID con el comandante Cortina al frente de la operación. Si el Rey está o no está en el 23 de febrero, si está enterado o no… Hay cosas llamativas, raras, anómalas. Que los hijos del Rey no vayan ese día al colegio, como tampoco fueron al colegio los hijos de los americanos de Torrejón, que le dijeran al médico de Zarzuela que ese día estuviera en Palacio desde por la mañana, que cierta vedette, Bárbara Rey, declarara, ¡vaya usted a saber si es cierto!, que el Rey la llamó diciéndole, «oye, el lunes, 23, procura no ir a recoger al colegio a los niños, porque puede pasar algo…». Y otras curiosas coincidencias. Igual que no se entiende lo de Osorio diciéndole a Fraga en el Congreso, en pleno golpe, «Manolo, baja y dile a Tejero que llame a Armada». ¿Por qué quiere llamar Osorio a Armada? ¿Qué sabe él? O, también, que de los siete padres de la Constitución, cinco conocieran en qué consistía la Operación Armada y que durante los acontecimientos del 23-F en el Congreso estuvieran relativamente tranquilos en sus escaños, leyendo o prestando sus abrigos a los rehenes de oro. Leían tranquilamente Gregorio Peces-Barba, Miguel Herrero, Gabi Cisneros, Jordi Solé Tura y Fraga, padres constituyentes, también estaban en la lista de Gobierno de Armada. Al Rey, en cualquier caso, la actuación de Tejero le resultó antiestética, irreflexiva, repugnante por la violencia de los tiros… Eso no era presentable. Lógicamente, yo tengo que pensar que el Rey no estaba en el 23-F; otra cosa es que, bueno, Armada sí que habla con el Rey ese día, aunque luego en los juicios se quiso borrar la interlocución del Rey esa noche. No aparece en las actas, como si se hubiera pasado un típex: en lugar del Rey aparece Sabino.
Lo que queda meridianamente claro en su libro es que la gestación de la Operación Armada, que deriva en el golpe de Estado del 23-F, pasa por Zarzuela.
Sale de Zarzuela y sigue en Zarzuela desde julio del 80 hasta la segunda semana de febrero de 1981. Yo dejo al Rey fuera del golpe del 23-F. Pero sí digo que, si esa noche Armada se hubiese llegado a entender con Tejero, y Tejero le hubiese dejado pasar, como me decía Pablo Castellano, «en esa situación, bajo la amenaza de las metralletas, todos hubiésemos aceptado cualquier solución que no fuese una junta militar». Y mucho más si todo se anunciaba en nombre del Rey, que es como Tejero entró en el Congreso: «¡Paso, en nombre del Rey!».
De hecho en su relato de aquel día pone nombre al Elefante Blanco, la máxima autoridad militar…
Lo dice Sabino. El Sabino de los últimos tiempos, que no estaba gagá en absoluto. Con el que fuera secretario y luego jefe de la Casa Real mantengo unas veintitantas conversaciones, en las que se va viendo su evolución en cuanto a libertad verbal. Sabino va contando cada vez más, sobre todo si tú tienes la mitad del billete; entonces él te completa la otra mitad. Igual que Suárez, tenía un deseo imponente de ser honesto. Si no le preguntabas, no te contaba; pero si le preguntabas, sí te contaba, y te contaba la verdad; yo no sé si toda, pero creo que casi toda…
Hablábamos del Elefante Blanco…
Le pregunté a Sabino por el famoso tema del Elefante, y me confesó que don Juan Carlos metió la pata en el libro de Vilallonga (una biografía del Rey, basada en varias conversaciones con el protagonista), cuando dijo que él «sabía, desde el primer momento, quién era el Elefante Blanco». Suárez también dijo que «sólo dos personas saben quién era el Elefante Blanco, y yo soy una». Si Suárez lo sabía, y desde luego él no lo era, y el Rey también lo sabía, según él mismo le dijo a Vilallonga, y está en la edición francesa y en la inglesa. Ergo… Después, en la versión española eso se corrigió, porque se hubiese tenido que reabrir el sumario del 23-F. El Rey también decía en la primera edición, la francesa, que él habló con Armada varias veces esa noche. En fin, hay un momento en el que Sabino me dice que, en el supuesto de que, tomado el Congreso, Armada hubiera conseguido proponer su Gobierno de concentración, y hubiese sido necesaria la presencia de una autoridad superior al nuevo presidente del Gobierno y que ratificara moralmente su elección, en ese caso… el Elefante Blanco sólo podía ser el Rey.
Me ha sorprendido el papel de Sabino en el arranque de la Operación Armada. 
En julio de 1980 habla de Armada como presidente alternativo a Suárez; en cambio, el 23-F es el propio Fernández Campo quien juega un papel decisivo contra el golpe.
Porque se dio cuenta pronto de que la Operación Armada desembocaría en una junta militar.
Pronto… o tarde, porque Fernández Campo conoce la Operación Armada desde julio de 1980, en el momento en el que el comandante Cortina, del CESID, expone al Rey cómo tendría que llevarse a cabo el golpe de timón para cambiar a Suárez por un independiente. «Todo dentro de la legalidad», pedía el Rey, según su libro.
Pronto… o tarde, porque Fernández Campo conoce la Operación Armada desde julio de 1980, en el momento en el que el comandante Cortina, del CESID, expone al Rey cómo tendría que llevarse a cabo el golpe de timón para cambiar a Suárez por un independiente. «Todo dentro de la legalidad», pedía el Rey, según su libro.
Cortina se inspira en la Operación De Gaulle y pretende hacer lo mismo en España, con una gran coalición de partidos que apoyen a un hombre independiente. Plantea dos candidatos apartidistas, como posibles presidentes: un civil, José Ángel Sánchez Asiaín, y un militar, Alfonso Armada. Sabino está convencido de que el presidente en aquella situación tenía que ser militar, y que ese hombre era Armada.
Tres nombres propios más: Carlos Ollero, Jaime Carvajal y Urquijo, y Paddy Gómez Acebo.
Carlos Ollero, catedrático de Teoría del Estado y de Derecho Constitucional, hombre próximo al PSOE, es el encargado de elaborar un informe sobre la licitud de investir a un candidato extraparlamentario. Había sido senador real. A mediados de agosto de 1980, ese informe llega a Armada, no a Zarzuela o Marivent. Y Armada se lo envía a Sabino para que lo entregue al Rey. Ahí se indicaban dos vías: una, la de la moción de censura, con un candidato alternativo, su propuesta al Rey y la posterior investidura de éste si conseguía los votos de los dos tercios de la Cámara; y otra, no constitucional, por la que el Jefe del Estado, «dadas las graves circunstancias nacionales», propondría a la Cámara un presidente no parlamentario para que fuese investido por los diputados, y que en torno a él se nucleara un gobierno de unidad nacional. Un calco de la Operación De Gaulle, que luego tomaría cuerpo en la Operación Armada.
Ollero era simpatizante socialista y Felipe González también simpatizaba con la movida anti-Suárez…
Tanto que estaba dispuesto a entrar en el Gobierno de Armada. Enmi libro cuento el almuerzo que en el segundo semestre del 80 tiene Sabino con Felipe, Peces-Barba y Múgica. Le preguntan sobre los rumores de golpes. Decían saber que, al menos, había dos dispositivos golpistas, el de Tejero con la banda borracha y el de los generales. Según mis fuentes, González dejó claro que prefería esperar a las elecciones, previstas para 1983; pero que, como político con sentido de Estado, estaba dispuesto a meterse debajo del paso, y arrimar el hombro en un Gobierno de concentración que presidiera otro, por supuesto no Suárez. Entonces Sabino se mojó y lanzó en ese almuerzo el nombre de Armada, a lo que Felipe respondió que la figura de Armada, aunque personalmente no lo conocían, podría ser bien aceptada por ellos, por ser quien era.
¿Qué papel juegan en su relato Ignacio, Paddy, Gómez Acebo, hermano de Luis, cuñado del Rey, y Jaime Carvajal y Urquijo?
Paddy Gómez Acebo, duque de Estrada, era presidente del Instituto Gallup en España. El Rey y él se tenían gran confianza. Un día de aquel invierno de 1980, don Juan Carlos le confiesa que la única manera de reconducir la situación de España era formando un gobierno de coalición o de concentración nacional, presidido por un independiente, ajeno al Mundo político, que gobierne con energía, con firmeza. El Rey llama a Sabino para que explique la envoltura legal de la operación y cuando éste acaba, Gómez Acebo, que al principio se quedó bloqueado no dando crédito a lo que estaba escuchando allí, en palacio, por fin suelta lo que piensa: «Lo mío no es una opinión, es una definición: eso se llama primorriverismo, y me permito recordarle a Su Majestad lo que le pasó a su abuelo, Alfonso XIII, al colocar a un general para reconducir la situación de España ». Esa misma tarde, y con idénticos términos, el Rey explica su plan a su amigo y compañero de colegio Jaime Carvajal y Urquijo, que le dice exactamente lo mismo que el duque de Estrada: «Todo eso se parece demasiado a lo que hizo vuestro abuelo nombrando a Primo de Rivera». Jaime Carvajal ha tenido un detallazo de confianza conmigo: me dejó un buen lote de páginas de su diario, muy ilustrativas.
¿Y no le asusta que todas sus fuentes, las vivas, claro, se echen atrás y le desmientan ante la fuerza de sus acusaciones?
Yo no acuso. Yo investigo e informo de unos hechos históricos que nos conciernen y que estaban desfigurados, tergiversados, mal historiados. Artículo 20 de la Constitución: el derecho a obtener y transmitir información veraz. Siempre puede haber una operación desde el gran poder influyente de la Zarzuela para silenciar mi libro… Más que por decisión del Rey, por celo excesivo de sus edecanes y cuidadores. Sinceramente, yo no he pretendido ir contra nadie. Pero a mi edad no sería honesto ocultar la verdad. Yo pienso que el periodista no sólo tiene que contar historias, tiene que contar la historia verdadera. ¿Entera? No, siempre queda mucho más. No se llega a todo. Entiendo que habría que volver atrás para desentrañar la historia oculta de muy altos protagonistas, con medallas colgadas por tales y cuales acciones, que no las habían merecido porque, sencillamente, ellos no habían sido «los héroes».
¿A quién se refiere? ¿A su Majestad el Rey?
Bueno… la gran desmemoria de Suárez no sólo ha beneficiado al Rey, también a Felipe González, a Osorio, a Fraga, a Herrero de Miñón, a Segurado y a todos los comparsas de la Operación Armada, militares, empresarios, periodistas… Yo he podido poner negro sobre blanco determinados episodios que permanecían brumosos porque he tenido acceso a ciertos documentos, anotaciones y diarios de Armero, de Carvajal, de Eduardo Navarro, del propio Suárez; o porque testigos de primera fila como Martín Villa, Lamo de Espinosa, Arias Salgado, Landelino Lavilla, Santiago Carrillo han querido contarme cómo fue la legalización del PCE, quién estimuló y quién puso palos en las ruedas de la Constitución… Si no, yo hubiese seguido creyendo que el Rey fue «el motor del cambio». Y es cierto que el Rey dio su venia al cambio de la dictadura a la democracia. Él tenía todos los poderes heredados de Franco, y no había Constitución que le constriñese: podía haber dicho que no. Ahora bien, en importantes momentos más que motorizar metió el freno.
Durante la legalización del PCE se fue a París…
Se fue a París. Doy noticias de 11 cartas del Rey a Suárez. Sobre esto del medallero no siempre meritado, me rechina escuchar y leer el tópico de que «el Rey nos salvó del golpe». El Rey nos salvó in extremis de un golpe que él mismo había puesto en marcha, no queriendo que fuera un golpe, queriendo una solución fraguada en el Parlamento; pero Suárez le advertía: «¡Esto es un golpe!».
Traiciones, miserias, héroes que, según usted, no lo son… ¡para echarse a llorar!
Sí, también el Rey se echó a llorar en la madrugada del 23 al 24 de febrero. Se narra en ‘La gran desmemoria’. Sabino me lo contó varias veces. El Rey ya ha dado el discurso en televisión en la medianoche del 23-F al 24-F. Tejero continúa en el Congreso con sus guardias civiles. De pronto, don Juan Carlos rompe en sollozos. «Sollozaba, recordaba Sabino, como si se le hubiera roto un juguete. No, más que un juguete: el gran juguete, la Corona. Fue un momento en el que el Rey no sabía cómo acabaría aquello, qué reacción militar podría haber, él había tenido muchas conversaciones con gentes diversas, se habían prometido carteras, estaba formado prácticamente un Gobierno… ¿Quiénes iban a callar? ¿Quiénes iban a hablar? ¿Qué se iba a decir…?». Era de madrugada. Todo incierto. Hacía frío físico en la Zarzuela. A las 11 o las 12 de la noche habían apagado la calefacción en el edificio. Es entonces cuando el Rey se pone una cazadora negra, la de piloto, no sé por qué no su guerrera militar con la que había grabado el mensaje. Quizás el subconsciente… En la gaveta de su mesa de despacho tenía una pistola. En aquel momento, según me contó Gómez Acebo, la puso encima de la mesa, y luego se la metió en el cinto.
¿Suárez debería haber sido nombrado Duque del Olvido?
Y de la lealtad. Por no contar los servicios de lealtad que hizo al Rey. Suárez decía que tenía que «proteger al Rey del Rey mismo», de sus campechanías, de su verbosidad, porque algún malintencionado podía tirarle de la lengua y grabarle diciendo cosas inconvenientes, incluso peligrosas…
No entiendo.
La historia del Rey y su reinado no termina el 23-F. Podríamos decir que casi empieza otra vez, ¿no? Y empieza, página nueva, con los socialistas, largos gobiernos en los que ocurren muchas cosas en España y en el extranjero con relación a España. Lo insinúo en el epílogo cuando sugiero que alguien quiso blindarse en el Rey tomando precauciones y diciendo: bueno, yo quiero defender al Rey, pero si a mí me tiran al foso difícilmente voy a poder defenderle. En esos momentos hay un patriota que sale a proteger al Rey: Adolfo Suárez.
Sigo sin entender a qué se refiere.
¿Quiere usted que se lo diga más claro? Suárez salió del Gobierno sin Toisón. El Rey se lo concedió muchos años después…
¿Por otros servicios?
Servicios legítimos, legales y patrióticos prestados por Suárez. Y el Rey lo sabe.
Intuyo que lo contará en su próximo libro…
Mire, le estoy hablando de…, pero, por favor, apague la grabadora.
Miguel Angel Mellado

El abogado de Alicia Sánchez-Camacho y cinco nuevos ministros de Franco incluidos en la querella argentina .

El abogado de  Sánchez-Camacho y cinco nuevos ministros de Franco incluidos en la querella argentina .

Las víctimas les señalan por su presunta relación con la aprobación de diversas condenas a muerte.    

  Carlos Rey González hoy abogado de  Alicia Sánchez-Camacho en la causa  por los crímenes del franquismo

Carlos Rey González hoy abogado de  Alicia Sánchez-Camacho y cinco ministros de la época de Franco son los nuevos casos que presentan los querellantes en la causa por los crímenes del franquismo que instruye la jueza argentina María Servini de Cubría en su juzgado de Buenos Aires.

Licinio de la Fuente, Antonio Carro Martínez, Antonio Barrera de Irimo, José María Sánchez Ventura formaban parte de los Consejos de Ministros que dieron el enterado a diferentes ejecuciones; Alfonso Osorio García era ministro cuando se produjeron los trágicos sucesos de Vitoria.

Con estos nuevos nombres de personas ligadas al Gobierno franquista, son ya siete los ministros que se relacionan en la querella. José Utrera Molina (suegro del actual ministro de justicia Alberto Ruiz-Gallardón) y Rodolfo Martín Villa fueron los dos primeros miembros del Ejecutivo de la época en ser denunciados por las víctimas ante la jueza Servini de Cubría.

El abogado de Alicia y Puig Antich El nombre del abogado penalista Carlos Rey González que representó a la presidenta del PP en Cataluña Alicia Sánchez Camacho en el caso del espionaje político de la agencia Método 3, figura en este proceso porque en 1974 era capitán auditor del Cuerpo Jurídico del Ejército y participó en el Consejo de Guerra de la causa nº 106/73, instruida por el Juzgado Militar Permanente nº 3, que juzgo a Salvador Puig Antich.

“Redactor de la sentencia de muerte” Según CEAQUA, el colectivo que coordina a los denunciantes en esta querella, “Carlos Rey desarrolló las funciones de vocal ponente, y como tal informó y fue el redactor único de la sentencia que lo condenaría a muerte, sentencia que fue ejecutada el 2 de marzo de 1974, por medio del garrote vil. Ha sido imputado en la querella presentada por Merçona Puig Antich.”

Licinio de la Fuente, Caballero de Honor “Licinio de la Fuente asumió las funciones de vicepresidente del Gobierno, en el periodo 1974-1975 siendo Presidente Carlos Arias Navarro. Fue nombrado Caballero de Honor de la Fundación Francisco Franco, junto a Augusto Pinochet Molina (nieto del dictador chileno), en ceremonia celebrada el 18 de julio de 2012, bajo el lema: Derecho al Alzamiento,” relata CEAQUA. Se le denuncia por la firma de la pena de muerte de Salvador Puig Antich, el 2 de marzo de 1974.

Barrera de Irimo, vicepresidente También a esta pena de muerte “conocida y firmada por el Consejo de ministros del que formó parte”, se debe la denuncia hacia Antonio Barrera de Irimo, ministro de Hacienda (1973) en el penúltimo gobierno de Franco como jefe de Estado. “En el último Gobierno franquista fue además vicepresidente segundo. Dimitió a finales de octubre de 1974,” relata CEAQUA.

Antonio Carro, Antich y los cinco del 75 Además del caso Puig Antich, Antonio Carro es señalado por los querellantes a causa de la firma del Consejo de Ministros al que pertenecía como ministro de Presidencia en 1975 de los últimos fusilamientos del régimen el 27 de septiembre de 1975. Los ejecutados fueron José Humberto Baena, José Luis Sánchez Bravo , Ramón García Sanz, Juan Paredes Manot y Ángel Otaegui Etxebarria.

José María Sánchez-Ventura, titular de Justicia Por estos cinco fusilamientos se señala también a José María Sánchez Ventura, titular de Justicia desde marzo de 1975 hasta la muerte de Franco el 20 de noviembre. Tanto en su caso, como en el de su colega Antonio Carro, figura en las querellas presentadas por Flor Baena Alonso. María Victoria Sánchez Bravo, Manuel Blanco Chivite, Pablo Mayoral Rueda y otros.

Alfonso Osorio y los sucesos de Vitoria Fue ministro de la Presidencia en el primer gobierno de la Monarquía, presidido por Arias Navarro (diciembre de 1975-julio de 1976). “Está imputado en las querella de la Asociación 3 de marzo Vitoria, por Andoni Txasco y José Luis Martínez Ocio, por su participación en los acontecimientos de Vitoria. En los que fallecieron cinco personas y se registraron innumerables heridos.

Más denuncias En la Causa4591/10 por los delitos de genocidio y/o crímenes de lesa humanidad cometidos en España por la dictadura franquista entre el 17de julio de 1936 y el 15 de junio de 1977, se incorporan además otros nombres: Antonio Troncoso de Castro, Coronel Auditor del Cuerpo Jurídico Militar por su relación con juicios sumarísimos; José Manuel Lorenzo de la Fuente, director de las cárceles de Soria y Córdoba y el también director de la prisión de Soria y administrador de la de León, Francisco Tercero Muñoz.

 

http://www.elplural.com/2014/03/29/el-abogado-de-la-popular-alicia-sanchez-camacho-y-cinco-nuevos-ministros-de-franco-incluidos-en-la-querella-argentina/

El politólogo Ramón Cotarelo insiste en que la vía jurídica no podrá acallar el sentimiento independentista en Cataluña

“El Constitucional está deslegitimado y no es quién para decir si un conjunto de ciudadanos ajenos a él son nación”          

 

El politólogo Ramón Cotarelo insiste en que la vía jurídica no podrá acallar el sentimiento independentista en Cataluña   .El politólogo Ramón Cotarelo

Su contundencia a la hora de defender desde Madrid el derecho de los catalanes a decidir sobre su pertenencia a España ha levantado ampollas pero también adhesiones por su honestidad intelectual.

“Partidario de la consulta y de aceptar su resultado sea el que sea”, explica Ramón Cotarelo, catedrático de Ciencias Políticas, quien personalmente defiende “un Estado plurinacional, pero de verdad”.

“Nación es el conjunto de ciudadanos que dice que lo es” A raíz del fallo de este semana del Tribunal Constitucional cerrando la puerta a la consulta, Cotarelo apunta a ELPLURAL.COM: “Cataluña es una nación diga lo que diga el Constitucional. La definición de nación es algo subjetivo, ¿quién es nación? El conjunto de ciudadanos que dice que lo es. ¿Puede un organismo ajeno a ese conjunto decir que no lo son? Es una cuestión subjetiva”. Además, subraya que el TC es un “organismo desprestigiado presidido por el militante de un partido”.

La respuesta judicial, insuficiente En cuanto a la sordina que el Gobierno se limita a aplicar como única respuesta, Cotarelo cree que “no se percibe el grado de profundidad y la expansión” del problema. “En Cataluña distinguen claramente el derecho a decidir de la decisión, aquí se confunde deliberadamente, equiparan la consulta con el hecho consumado”, explica. Sobre el hipotético resultado de ese referéndum, está convencido de que hace años “el no hubiera ganado por goleada” pero ahora a fuerza de las fórmulas de ‘café para todos’ y de ignorar el problema tiene serias dudas aunque cree que ganaría el sí a la independencia. “La clase dominante ha sido incapaz de afrontar la situación más allá de la fórmula militar, y ahora pretende afrontarla con el control de los jueces, y ya no es suficiente”, apunta el politólogo sobre los movimientos independentistas subrayando la concentración del poder ejecutivo, legislativo y judicial del país en un solo partido que se vive en estos momentos.

La necesidad del papel del PSC ¿Pero hay posibilidades de recomponer puentes? Cotarelo se muestra pesimista porque en estos momentos los mensajes que se lanzan desde Madrid refuerzan o polarizan las posturas de Cataluña, sin que se produzca ni diálogo ni acercamiento. Ve más factible la hipótesis de un gobierno de coalición PP-PSOE a cuenta explícita de Cataluña e implícita del sostenimiento de la monarquía, lo que cree que sería fatal para los socialistas. Y recuerda que “si el PSC no existe el PSOE no gana en España”.

Las derechas y sus diferencias Sobre el hecho de que ya sea bajo el PP o CiU las fórmulas económicas son similares, Cotarelo resalta que “la derecha es derecha en todas partes aunque la catalana es mucho más civilizada que la española”. Pero aunque no ve riesgo de escisión, también advierte de los movimientos internos en la derecha catalana ed CiU entre los españolistas y los independentistas. De hecho considera que Artur Mas se ha decantado por el soberanismo, que es “eminentemente de izquierdas en Cataluña”, empujado por ERC, la formación que se está llevando el gato al agua en este proceso.

http://www.elplural.com/2014/03/29/el-constitucional-esta-deslegitimado-y-no-es-quien-para-decir-si-un-conjunto-de-ciudadanos-ajenos-a-el-son-nacion/

El Gobierno sueco admite que el país esterilizó durante un siglo al pueblo gitano

El Gobierno sueco admite que el país esterilizó durante un siglo al pueblo gitano

abc.esabc_es / madrid / estocolmo
Día 29/03/2014 – 19.47h

Calificados como «sujetos indeseables», se les arrebató la custodia de niños romaníes y se les sometió a tratos vejatorios

Un documento denominado «Libro Blanco» no deja en buen lugar los métodos empleados por Suecia contra unos ciudadanos a los que consideraba «indeseables»: el pueblo gitano. Según este exhaustivo informe, que ha visto la luz esta semana, el Gobierno del país escandinavo habría esterilizado a gitanos, se hizo con la custodia de custodia de niños romaníes y prohibió la entrada a todos los gitanos que querían residir en este Estado. Los tratos vejatorios se prolongaron durante los últimos cien años, relata el documento, dividido en seis epígrafes.

El Gobierno sueco ha reconocido esta semana que, en efecto, las persecuciones tuvieron lugar y las ha plasmado en este análisis de la situación del pueblo gitano: «La situación de este colectivo hoy en día está ligada a la historia y la discriminación a la que muchos fueron sometidos», se indica al principio del informe.

Puerta abierta a las demandas

El informe tiene como objetivo «dar reconocimiento a las víctimas y sus familiares, así como crear un entendimiento de la situación de la minoría romaní en la actualidad (…) poniendo de relieve los abusos que han sufrido en un contexto histórico y mostrando cómo los estereotipos y prejuicios se han desarrollado y se han transmitido de generación en generación, y cómo esto ha sido la base de la política gubernamental», ha reconocido el Ejecutivo sueco a través del Ministerio de Trabajo, el encargado de publicar este documento. Para la elaboración de este informe, el Gobierno sueco se basó en entrevistas, material de archivo, informes de investigación, documentación y compilaciones de documentos y publicaciones oficiales.


En el informe también se indica que el Gobierno sueco trató a la comunidad gitana y sus integrantes como «incapacitados sociales». Suecia acepta el trato vejatorio y quiere saldar su error con los gitanos después de un siglo de abusos, que comenzaron alrededor de 1900: «Mejorar la convivencia en el presente», alega ahora el Ejecutivo de Fredrik Reinfeldt.

Asimismo, el ministro de Integración, Erik Ullenhag, dijo de ese trato racista y discriminatorio del Estado que ha sido «un periodo oscuro y vergonzoso de la historia sueca».

Suecia es un país de unos nueve millones y medio de habitantes y en la actualidad viven en torno a 50.000 gitanos. De momento, las autoridades no contemplan la compensación económica para indemnizar a los familiares de las víctimas de abusos, aunque el Libro Blanco sí abre la puerta a las demandas particulares o conjuntas que quieran interponer miembros afectados de este colectivo tratado de forma inhumana.

 

http://www.abc.es/internacional/20140329/abci-suecia-gitano-esteriliza-201403291840.html

Bono implica Leguina i Damborenea en el joc brut contra ETA-Emboscada de Pasaia-disparar sense previ avis

Bono implica Leguina i Damborenea en el joc brut contra ETA

Les memòries de l’exministre delaten com l’estat va decidir matar 4 membres dels “Comandos Autónomos Anticapitalistas” a Pasaia, ara fa 30 anys 

Trenta anys després d’aquells fets i amb el sumari encara obert l’advocat dels 4 morts per aquell joc brut de l’estat ha trobar una nova pista en el llibre de memòries de l’exministre de defensa espanyol, José Bono, que dona per fet que Joaquin Leguina, expresident de la Comunidad de Madrid i ara molt expert en “nacionalismes”, era coneixedor d’aquells greus fets i situa com a presumpte autor de l’ordre a Ricardo Garcia Damborenea, segons han publicat els diaris Gara i Berria. L’acusació ha demanat que declarin Bono, Leguina i Damborenea però el jutjat pertinent encara no ha respost, és considera una de les pistes més clares que implicarien el PSOE i el govern espanyol d’aquella època en la guerra bruta contra ETA.

Gràcies als supervivents avui es coneixen aquells fets, però no qui va donar l’ordre a la Policia espanyola i a la Guàrdia  Civil d’actuar a sang i foc
Era un 22 de març d’ara fa 30 anys a la costa de Pasaia, on quatre membres dels “Comandos Autónoms Anticapitalistas” van ser morts en una emboscada perfectament preparada, van utilitzar per fer-ho possible una militant detinguda dies abans, Rosa Jimeno, com a esquer.
Demanen que Bono, Leguina i el ja condemnat Damborenea siguin cridats a declarar
Per tal de poder saber i jutjar els autors de l’ordre que va ordenar disparar sense previ avis contra els 4 militants dels “Comandos Autónomos Anticapitalistas”.


Bono ho explica en les seves memòries i assenyala Leguina com a coneixador i a Damborenea com autor de l’ordre

Bono explica que a la dècada dels 90 va dinar amb Joaquin Leguina que li explicà  que quant van assassinar al senador socialista Enrique Casas es va produir una reunió de dirigents del PNB i del PSE amb Damborenea al capdavant , i que aquest els va dir que tenien que reaccionar, i continua explicant que unes nits més tard, quant els “assassins” –en referència al comando-,  creuaven el riu Bidasoa amb una “zodiac” van trobar el que es mereixien.

 

http://www.directe.cat/noticia/340571/bono-implica-leguina-i-damborenea-en-el-joc-brut-contra-eta

Emboscada de Pasaia, treinta años en la memoria colectiva    

Se cumplen treinta años de la muerte a manos de la Policía española de cuatro militantes de los Comandos Autónomos Anticapitalistas. Tres décadas de un hecho que en la memoria colectiva ha quedado grabado como «la emboscada de Pasaia». NAIZ se ha citado con uno de los supervivientes de aquella acción policial, Joseba Merino, que nos ofrece su relato en el lugar exacto donde ocurrió la tragedia. Las rocas de Pasai Donibane se convierten en el escenario que nos lleva atrás en el tiempo, hasta el 22 de marzo de 1984.

@arianekamio|Pasaia|2014/03/21|Iruzkin 1
Fku_jc_00010433000113432

          Joseba Merino observa las cuatro siluetas dibujadas en el lugar donde ocurrió la emboscada. (Juan Carlos RUIZ/ARGAZKI PRESS)

La autopsia cuantificó en 113 los proyectiles encontrados en los cuerpos sin vida de los cuatro militantes de los Comandos Autónomos Anticapitalistas.

Los cuerpos sin vida de los cuatro jóvenes fueron transportados a la Comandancia de Marina y luego a Polloe. Se saltaron el procedimiento judicial regular, que establece que el levantamiento de los cadáveres debe realizarse en el lugar de los hechos por un juez forense.

Las 22.30 de la noche del 22 de marzo de 1984. Cuatro miembros de los Comandos Autónomos Anticapitalistas (CAA) fallecen en una emboscada de la Policía española en la bahía de Pasaia. José María Izura ‘Pelu’ y Pedro María Isart ‘Pelitxo’ mueren durante la operación policial. Rafael Delas ‘Txapas’ y Dionisio Aizpuru ‘Kurro’, caen tiroteados pocos minutos más tarde. Joseba Merino, único superviviente –junto con Rosa Jimeno–, rememora lo sucedido cuando se cumplen treinta años de aquellos hechos.

Accede a citarse con nosotros en Pasai Donibane, en el lugar exacto donde cayeron muertos sus cuatro compañeros. Observa las rocas sobre las que aún siguen dibujadas las siluetas que recuerdan a las cuatro víctimas mortales. Comienza su relato como si hubiese ocurrido ayer.

‘Pelu’, ‘Pelitxo’, ‘Txapas’, ‘Kurro’ y el propio Merino, junto con su perra Beltza, salieron del puerto de Ziburu en una zodiac rumbo a Pasaia. Permanecían en Ipar Euskal Herria, en un ambiente muy marcado por la guerra sucia y la actividad de los grupos parapoliciales. «Hacía mala mar, había niebla, y a la altura de Hondarribia estuvimos a punto de darnos contra las rocas. Decidimos que si en diez minutos no veíamos el faro, nos daríamos la vuelta. Entonces vimos luces de dos mercantes que estaban atracados fuera de Pasaia. Justo a la entrada de la bocana nos quedamos sin combustible, rellenamos la zodiac, y cuando entramos vimos a Rosa con una linterna que nos hizo unas señales que nos indicaban que todo estaba bien».

En Pasaia les esperaba Rosa Jimeno, compañera que días antes fue secuestrada por la Policía española y obligada bajo torturas y amenazas a establecer una cita con ellos. Fue el cebo de la emboscada. Ellos jamás sospecharon de nada.

«Llegamos con la embarcación; la llevaba yo. Vimos las señales de la linterna y pusimos aquí la proa (junto a las rocas). No veíamos nada. Le eché un cabo a Rosa para que sujetara la embarcación».

«Primero desembarcaron ‘Kurro’ y ‘Pelitxo’. Yo le pasé después una bolsa con material a ‘Pelitxo’ y le dije a ‘Kurro’ que cogiera a Beltza. Cuando me encontraba agachado cogiendo a la perra y la segunda vez que le dije a ‘Kurro’ que la cogiera, se escuchó un ‘¡Alto! ¡Policía!’ y un disparo suelto. Y de seguido, cientos de disparos».

Merino, apostado en la placa que recuerda a los cuatro fallecidos.

«Nos pilló totalmente de sorpresa», relata Merino. Rosa tenía los pies atados con una cuerda, y cuando comenzó la ráfaga, tiraron de la misma, por lo que cayó al suelo y no resultó herida. ‘Pelu’ y ‘Pelitxo’ murieron a consecuencia de esos disparos, mientras el resto de compañeros intentó sobrevivir.

«Yo me encontraba agachado cogiendo a la perra y actué por instinto. Solté a la perra y me eché por la borda al agua. Di unas brazadas por debajo del agua; notaba cómo pasaban las balas muy cerca de mí, incluso una me rozó la nariz», rememora.

«No tardaron más de minuto y medio en encontrarme», dice Merino. «Me obligaron a subir a las rocas. Estaba todo lleno de policías y la situación era muy tensa, con insultos y amenazas por parte de ellos. «No te muevas que te mato»…. Los policías estaban histéricos».
Merino fue colocado junto a ‘Kurro’, ya detenido por los policías, ambos con las manos en la cabeza, mientras seguían buscando al resto de compañeros. Hallaron a ‘Txapas’ y «le obligaron a subir junto con nosotros. ‘Txapas’, ‘Kurro’ y yo, los tres estábamos desarmados y con las manos en la cabeza». ‘Pelu’ y ‘Pelitxo’ ya habían muerto.

La Policía española les pidió que se identificaran. Así lo hicieron. Merino fue apartado de sus compañeros a una corta distancia. «Con insultos y amenazas me indicaron que me alejara un poco. Tres policías se acercaron –armados con una Ingram 10 y una UZI– y bajaron hasta donde nosotros. Preguntaron a mis compañeros los nombres y estos se los dijeron». Entonces se escuchó: ‘Vais a morir’. «Abrieron fuego a una distancia muy corta, a menos de un metro».

‘Txapas’ y ‘Kurro’ yacían ya sobre las rocas de la Bahía de Pasaia. «Cuando ves que les fusilan no reaccionas. ¿Es verdad?, ¿es real lo que estas viendo?», se pregunta.

Un mes después de la muerte de Enrique Casas

Joseba Merino asegura que la emboscada de Pasaia está directamente relacionada con la muerte de Enrique Casas, exsecretario de Organización del PSE, fallecido en un atentado de los Comandos Autonómos Anticapitalistas un mes antes, el 23 de febrero de 1984. Y esa es, a su juicio, una de las razones por las que no murió en aquella operación.

«La Policía no contemplaba entre sus análisis que una ‘ekintza’ como la realizada contra Enrique Casas hubiera sido llevada a cabo por un grupo tan minoritario como los Comandos Autónomos Anticapitalistas, ni que se hubiera hecho sin el visto bueno de ETA Militar. Entonces se les presentó la oportunidad de sacar información sobre lo que ocurrió», dice Merino, quien permaneció 17 años en prisión por su presunta relación con el atentado contra Casas.

Considera que la emboscada de Pasaia suponía «un éxito propagandístico» para el entonces presidente del Gobierno español, Felipe González. «Era un éxito propagandístico poder presentar ante la opinión publica a uno de los dos que presuntamente había participado en la ‘ekintza’ contra Enrique Casas».

Por otra parte, recuerda que él era el responsable de «infraestructuras» dentro de los CAA. Afirma que pocas horas antes dos compañeros escaparon de un piso de Eibar, donde la Policía española acudió a detenerlos. «Hubo incluso disparos, pero consiguieron escapar». Merino cree que, a través de él, la Policía también tenía oportunidad de lograr información sobre los pisos donde podrían haberse refugiado estas personas.

Robo-adquisición de coches; «ahí nació la tragedia»

Merino explica que la emboscada de Pasaia «fue fruto de nuestros excesos de confianza y equivocaciones». Los CAA, asegura, robaban coches para sus acciones, «con un riesgo muy alto» de terminar en un «desastre». Asegura que decidieron cambiar de modus operandi para adquirir vehículos. «Íbamos a los concesionarios y los ‘comprábamos’. Nos comprometíamos a hacer la transferencia para el pago, pero luego no la hacíamos. Así teníamos un coche que ante la Policía no constaba como robado», dice.

La captura de Rosa Jimeno llegó a través de uno de esos coches. «Había un coche que no utilizábamos y le dimos las llaves a Rosa para que lo moviera. Para la Policía era una tarea fácil. Apuntar todos los coches que se habían vendido en los últimos meses, llamar a Tráfico, y enseguida sabían qué coche estaba sin pagar. Localizaron el coche enseguida».

El 18 de marzo, cuatro días antes de la emboscada, Rosa Jimeno acudió a mover el coche y fue capturada por la Policía. «Le cogen un número de teléfono y unas llaves. La torturan y descubren que el teléfono era de un contacto de Iparralde y las llaves también. Y eso acabó en tragedia. Fue fallo nuestro, se lo pusimos en bandeja».

 

http://www.naiz.info/eu/actualidad/noticia/20140321/emboscada-de-pasaia

 

EL MINISTERIO DEL INTERIOR HA SIDO PRESIDIDO POR ASESINOS  Y ESTAFADORES

MADRID.De izquierda a derecha y de arriba a abajo,José Barrionuevo,Rafael Vera,Ricardo García Damborenea,Julián Sancristobal,Miguel Planchuelo,Francisco Alvarez,Míchel Domínguez y José Amedo,ocho de las doce personas acusadas en el “caso Marey”,cuyo juicio comienza el próximo lunes día 25 en el Tribunal Supremo.EFE

http://tenacarlos.wordpress.com/2012/04/13/el-regimen-borbonico-a-punto-de-superar-a-la-dictadura-franquista/caso-marey/

Miquel Sellarès: ‘A Catalunya ja en tenim, d’exèrcit’

Miquel Sellarès: ‘A Catalunya ja en tenim, d’exèrcit’

Entrevista al veterà independentista, que publica les seves memòries polítiques · Parla de seguretat, defensa, espionatge, l’exèrcit de Catalunya, els mossos d’esquadra, Israel i la temptació de la lluita armada durant la joventut 

Miquel Sellarès és un dels veterans independentistes que han vist com el pas dels anys li anaven donant la raó, després d’haver estat molt de temps com una ‘rara avis’ en la política catalana. Aquesta és una de les evidències que aporta el llibre de les seves memòries polítiques, ‘Construint un estat nou‘ (Angle Editorial, 2014), que ara arriba a les llibreries. Sellarès hi repassa els seus inicis en l’activisme polític antifranquista, el compromís amb l’independentisme combatiu, el pas al pujolisme, l’experiència de l’Assemblea de Catalunya –una de les que més el va marcar–, les primeres responsabilitats de govern per a construir la policia de Catalunya, el conflicte amb Prenafeta i la seva expulsió de CDC, el compromís amb el projecte de Carod, el pas pel govern tripartit i l’auge de l’independentisme actual.

En aquesta entrevista, Sellarès explica que va ser a una passa d’implicar-se en la lluita armada, d’on li ve la dèria per la seguretat i la defensa, l’experiència iniciàtica de joventut a Israel, parla del futur exèrcit de Catalunya i de l’espionatge i els seguiments que ha sofert. També explica quin creu que és l’enemic principal del procés d’independència i com actuen els serveis d’intel·ligència internacionals en un fenomen com el català.

Ja éreu independentista abans d’entrar en política? —Sí. Jo em movia a l’entorn del Front Nacional de Catalunya, una formació netament independentista. Després vaig participar en la difusió del llibre de mossèn Josep Armengou ‘Justificació de Catalunya’, també independentista, que es va repartir en el món de l’escoltisme. Quan vaig entrar en l’òrbita del Pujol jo era independentista sense matisos. En aquell món hi havia alguns independentistes que no gosaven dir-ho, però majoritàriament se seguia la línia de Vicens Vives. Jo era un independentista que actuava en un entorn no independentista. Després vaig continuar molt influenciat per gent com Xavier Arzalluz, al País Basc, i Josep Benet, que, encara que no ho digués obertament, amb la boca petita sí que admetia que l’única sortida era tenir un estat.
Vau ser a punt d’embrancar-vos en la lluita armada. —Sí, però les coses no s’han de treure de context. En aquell moment hi havia l’EOKA de Xipre, el moviment d’alliberament d’Algèria, l’IRA irlandès, l’ETA, el Front Bretó, etc. I el franquisme, encara en l’època dura, matava sense manies. Per tant, era lògic que, com a país que érem, hi hagués gent que considerés que la resposta havia de ser armada. Després d’entrar en contacte amb Jaume Martínez Vendrell i alguns altres que es van implicar en la lluita armada, si jo no hagués conegut alguns responsables de l’Ertzaintza del PNB del País Basc, és possible que hagués comès aquest error. En qualsevol cas, encara guardo un respecte profund per aquella gent que, enfront de la violència de l’estat, van mirar de reaccionar. Allò volia dir que érem un país normal.
Al pròleg del llibre, Joan B. Culla diu que sou un home de fidelitats personals i no ideològiques. —És cert. Després de més de cinquanta anys d’activitat política, he viscut moltes situacions i molts moviments i partits. He estat fidel a Josep Benet, a Jordi Pujol –amb els meus alts i baixos–, a Antoni Gutiérrez Díaz –encara que pugui sorprendre–, la meva fidelitat ha estat sempre amb la gent que mirava de fer avançar el país en conjunt. Darrere les sigles dels partits sempre hi he buscat persones. No he estat un home de partits. Entenc que els països han de funcionar d’aquesta manera i que els partits són molt necessaris… No els detesto pas. Però sempre he tingut al cap el país i construir la nació. És cert que ara em moc en l’òrbita d’ERC, però, encara que m’han fet propostes, mai no he volgut fer-me’n militant. Si visqués a les Illes, seria del PSM –ja ho sóc, d’alguna manera–, i si en Josep Rull acabés manant, no em sabria greu de caure en la seva òrbita. M’enteneu? Si a ICV hi manés en Jaume Bosch, estaria amb ell… Aquest és el meu món. Quan els països són en fase de reconstrucció nacional, no és el moment de filar massa prim en l’esquema dels partits.
Després de Macià, el general Batet i el coronel Escofet, la tradició militar catalana es va estroncar amb el franquisme… D’on surt el vostre interès per la defensa i la seguretat en un país com el nostre? —Jo tenia la part de la família materna mallorquina amb molts militars. Ser militar a Mallorca no tenia les connotacions que tenia al Principat. Vaig conèixer els aparells de l’estat a través seu. Amb els meus cosins i oncles vaig tenir discussions eternes sobre aquestes qüestions, i vaig entendre que el poder polític no anava enlloc si no l’acompanyava un poder coercitiu. A aquesta influència familiar hi hem d’afegir la meva primera estada a Israel, on a les casernes hi havia un cartell que hi deia ‘Mai més’ enlloc de ‘Todo por la patria’… Allò volia dir que mai més no els farien pujar als trens per enviar-los als crematoris, sinó que aquesta vegada moririen matant. També em va influir la relació amb homes com Martínez Vendrell o Txomin Iturbe Abasolo –un dels anomenats generals d’ETA–. I jo llegia moltes coses sobre les lluites dels pobles del món… des de les més pròximes fins els tupamaros de l’Uruguai. Això d’anar amb un lliri a la mà i el ‘happy flower’ està molt bé. I estaria molt bé de poder construir un país nou molt diferent de la resta de països del món. Però una nació que no es defensa acaba malament. Nosaltres assolirem la independència al segle XXI i, per tant, ens podrem estalviar algunes formes del segle XIX i el XX, però sí que haurem de tenir gent amb mentalitat d’Interior i de Defensa.
Un dels moments que més va marcar la vostra vida política va ser aquesta estada a Israel que ara comentàveu. Què hi vau trobar? —Pensem que quan hi vaig anar, ara fa cinquanta anys, hi vaig trobar un Israel èpic –com s’explica a la pel·lícula ‘Exodus’–. Les patrulles de soldats portaven cinc fusells diferents i vestien uniformes d’orígens diversos… Era un poble en lluita i que mirava de defensar-se en un entorn hostil. Encara trobaves gent que portava el número del camp de concentració nazi tatuat al braç. Jo vaig conèixer l’Israel d’aquella època. Si hi vas ara, pots veure com ha avançat la societat, amb el seus centres tecnològics, amb un exèrcit tecnificat i modern. Jo entenc que l’Israel actual potser no crea aquella sensació que jo vaig viure quan tenia divuit anys. A mi em va colpir aquell poble en lluita que havia sortit corrent d’Europa cercant una pàtria i un lloc on els jueus es poguessin sentir segurs. Aquella experiència em va transmetre un profund sentit d’estat.
Sempre heu mirat de construir això que ara en diem ‘estructures d’estat’. —Ens trobàvem amb la gran dificultat que no ens entenia gairebé ningú. Recordo quan el president Pujol em va enviar escales avall la primera vegada que li vaig dir que calia organitzar la policia de Catalunya. Em va dir que llegia massa ‘tebeos’ de Roberto Alcázar i Pedrín. O el president Tarradellas, que em va dir que mentre la guàrdia civil se li quadrés, ell ja en tenia prou. Quan parlaves de qüestions de defensa, la majoria de la gent es posava les mans al cap. Em consideraven un boig. Espero que a la vostra generació això ja no li passarà. Però hem de ser conscients que no tenim escola d’interior.   Tenim molta gent preparada pel Departament de Cultura, molta gent per Universitats, també per Economia… Qui tenim d’interior? I de seguretat i defensa? La gent hi és, però falta que ens mentalitzem que cal incorporar aquesta gent al govern i enviar-los a formar-se a l’estranger.
Al llibre dieu que sense el 23-F probablement no tindríem els mossos d’esquadra tal com els coneixem. —Aquell episodi fatídic va fer reaccionar la nostra classe política. Es van adonar que anaven completament despullats i que calia actuar. Jo espero que ara, que passarem un altre moment complicat i excepcional, els disset mil homes i dones de la nostra policia estiguin preparats. Hem d’estar orgullosos de l’actuació de la nostra policia en episodis com la protecció de la Via Catalana, però també per la protecció de la mobilització unionista del 12 d’octubre i, fins i tot, el marcatge que va fer als feixistes que van venir d’Espanya amb una clara voluntat provocadora. Tenim unes forces de seguretat que tindran una funció històrica en aquest moment de transició nacional. És molt important que no hi hagi ningú que tingui actituds violentes a Catalunya. Ho diu algú que no és pacifista: el pitjor que podria passar en aquest moment és que algú actués amb violència. Encara més: el primer que actuï amb violència haurà perdut. Els mossos són la garantia que s’actuarà contra qualsevol mena de violència vingui d’on vingui. Hem pensat què passaria si en un moment com l’actual no tinguéssim una policia pròpia?
Els mossos estan preparats per a assumir la seguretat integral del nou estat? Què els falta? —Hem de tocar de peus a terra. Ara mateix, parlar de quin exèrcit tindrem o com serà pot ser precipitat. El debat potser no és aquest. Però si que hem de començar a pensar com substituirem els cossos i forces de seguretat espanyols en aquelles competències que encara tenen reservades en exclusiva. L’endemà d’allò que hagi de passar hem de tenir gent que pugui controlar l’espai aeri, l’espai marítim, el terrestre i el cibernètic. Són coses que ja hem de tenir preparades, disposats per actuar. I hem de tenir la gent preparada i formada a l’estranger per a poder assumir responsabilitats. No cal fer el debat sobre si hem de tenir exèrcit.
De manera que no hem de parlar de l’exèrcit… —De fet, ja en tenim d’exèrcit. Molta gent farà escarafalls, però quan negociem el repartiment d’actius i passius amb l’estat espanyol, també haurem de parlar de quina part de l’exèrcit ens pertoca. Si ho pensem bé, Catalunya ja té exèrcit. A Catalunya li pertoca un 20% de l’exèrcit espanyol. Si hem de parlar, hem de parlar seriosament. Tenim avions, destructors, carros de combat. Mirem l’exemple de Suècia i Noruega, de Txèquia i Eslovàquia… que s’ho van repartir tot, comptant fins a l’última bala. Si hem d’assumir una part proporcional del deute, també haurem de quedar-nos la part proporcional de tot allò que hem pagat.
L’exèrcit és una qüestió que neguiteja molta gent. —El fet més important és que els nostres polítics no diguin les bestieses que diuen a vegades. Que no parlin de Costa Rica, ni d’uns quants mossos amb bazuca… Discutirem les nostres responsabilitats en defensa asseguts a taula amb els estats veïns. Em sap greu per aquests companys que somien, però no els podrem dir als francesos, als italians, alemanys, britànics –i també als espanyols– que l’1,8% o el 2% que ells gasten en seguretat, nosaltres el destinarem a fer escoles per als nostres nens i per enviar-los de colònies a aprendre anglès. Ens diran que ja ens espavilarem si passa res als nostres ports i aeroports… A Catalunya, amb la nostra dimensió, haurem d’assumir la responsabilitat que ens pertoqui.
Sempre heu conservat bones relacions amb responsables de seguretat a Israel. Com veuen el procés d’independència? —Israel és un estat. I com tots els estats no dirà res fins l’endemà. Israel sap que la societat catalana simpatitza majoritàriament amb la seva història de lluita i supervivència. Una part de la població catalana és contrària a Israel. Però ells saben que hi ha simpatia. I ells també en tenen cap a nosaltres. A més, hi ha interessos comuns en àmbits industrials i de recerca. Nosaltres hem de fer un procés exemplar que mereixi el respecte de tothom. La batalla internacional és molt important. En aquest sentit, el ministre Margallo ens ajuda molt. Li haurem de donar una medalla. Fa una gran campanya a favor de Catalunya. Les seves accions diplomàtiques aconsegueixen que molta gent s’interessi per nosaltres. Els serveis d’intel·ligència del món, quan reben aquest patracol de papers que envia, fan una cosa molt normal: contrastar. Vénen aquí; observen; parlen amb tothom; veuen com funciona la societat catalana; el to pacífic i democràtic de la reivindicació nacional; la gran capital que és Barcelona… Margallo potser no entén que quan els països reben un paper no el deixen damunt la taula i se’l creuen a ulls clucs, sinó que contrasten. Per això serveixen els serveis d’intel·ligència. Nosaltres rebem moltes visites de països de tot el món per a saber què passa. I parlen amb tothom, de l’un extrem a l’altre.
Sovint denuncieu que anem amb el lliri a la mà en aquestes qüestions… Us han seguit? Sou espiat? —Sí, a mi m’han vigilat i m’han fet seguiments. Alguns companys de la policia de Catalunya m’han creat alguna cortina de protecció. Però a algú de la meva edat i amb centenars d’amics a la policia, no crec que s’atreveixin a fer res. A més, si ara mateix m’escolten, ja poden fer-ho. No m’he d’amagar de res d’això que dic. Els hem perdut la por. Què ens faran? Jo parlo amb seny i responsabilitat. I ells tampoc no són monolítics. Un dia em va parar un alt comandament de la guàrdia civil a la Rambla de Catalunya. Jo l’havia conegut quan ell era capità. Em va dir: ‘Estem farts de ser utilitzats políticament, Sellarès. Aquesta gent no viu aquí. Jo fa molts anys que visc a Catalunya. Els meus fills han posat l’estelada al balcó. Jo no hi estic d’acord, però la societat ha canviat molt. Catalunya és una altra cosa.’ No tots els guàrdies civils i policies espanyols són allò que a vegades ens imaginem. Sí que els han inculcat un fort sentit patriòtic espanyol a les acadèmies. Però quan fa vint anys que viuen aquí i tenen fills aquí, la cosa canvia. I en cas d’independència ens quedarem sorpresos dels que optaran per continuar a Catalunya. Ens trobarem gent de l’exèrcit de l’aire i la marina — en el de terra no tants– disposada a col·laborar. A mi m’han arribat a fer propostes des d’aquests sectors.
Al llibre dieu que l’enemic principal el tenim a casa. M’ho expliqueu? —El gran perill és que estiguem tan distrets amb l’enemic exterior que ens oblidem de la quinta columna. Em preocupen els poderosos, em preocupen els que han viscut el negoci d’Espanya… Em preocupen les connexions entre la llotja del Bernabéu, la gent del Pont Aeri, els eqüestres aquests… Em preocupen aquests que tenim a casa… els del grup de comunicació que tenia la seu al carrer de Pelai [en referència al grup Godó]. Aquí també trobo que la nostra classe política actua amb una certa innocència. També hi ha un sector d’estómacs agraïts que ens ha de preocupar… Gent que s’ha fet un nivell mentre han viscut de fer de mitjancers d’Espanya. Aquesta gent s’hi juga molt. Veuen perillar els seus privilegis.
Acabeu el llibre amb una crida a no oblidar la resta de la nació catalana. Creieu que la independència tindrà efectes positius pels Països Catalans? —A curt termini serà terrible per a les Illes i el País Valencià. Fa poc vaig assistir a una reunió a Mallorca on vaig sentir una intervenció molt preocupant. Es deia que calia arrasar el catalanisme a les Illes perquè no passés igual que a Catalunya. ‘Ara que encara hi som a temps hem d’actuar amb contundència’, deien. Si ara l’espanyolisme ja actua com ho fa al País Valencià i a les Illes, imagineu-vos quan Catalunya s’independitzi. A curt termini es pot accelerar el procés de colonització que ja fa anys que dura. Potser a mitjà i llarg termini, si Catalunya se’n surt i millora la seva situació, esdevindrà una referència per a les elits polítiques, econòmiques, culturals i socials de la resta de la nació. L’estat espanyol no és viable sense Catalunya i tot es mourà de manera imprevisible. És molt important no oblidar la resta del país. Potser no hem de dir-ho gaire, però caldrà enviar salvavides perquè no rebin encara més.

 

http://www.vilaweb.cat/noticia/4179926/20140319/miquel-sellares-catalunya-tenim-dexercit.html

Alarma a Salut per 27 casos de gonorrea i sífilis en nens de 13 i 15 anys

Alarma a Salut per 27 casos de gonorrea i sífilis en nens de 13 i 15 anys

QS , Redacció/EP | Actualitzat el 23/03/2014 a les 17:34h
El bacteri, Treponema pallidum, de la Sífilis.

Preocupació als centres sanitaris de Catalunya que han detectat 27 infeccions de transmissió sexual com gonorrea i sífilis en menors d’entre 13 i 15 anys, des del gener del 2012 fins al juny del 2013. Una xifra que ha disparat totes les alarmes fins al punt que s’ha recollit a la revista científica   ‘Eurosurveillance’ .
 
Segons el director científic del Centre d’Estudis Epidemiològics sobre Infeccions de Transmissió Sexual i sida de Catalunya (Ceeiscat), Jordi Casabona, que ha registrat aquests casos es tracta d’onze casos de clamídia, deu de gonorrea, tres de ‘Gardnerella vaginalis’, un cas de sífilis, un altre d’herpes i un últim de berrugues genitals.
Tal i com explica el mateix Casabona tots els casos tenen origen en relacions sexuals sense protecció. Únicament s’ha pogut determinar que en dos adolescents de 13 i 14 anys el focus d’infecció ha estat un noi de 15 amb qui havien contactat a través de les xarxes socials. 
En declaracions a l’agència Europa Press, Casabona també s’ha mostrat preocupat pel “creixement exponencial de les infeccions de transmissió sexual en el darrers anys. De fet, els casos de sífilis entre la població general s’han multiplicat per 9 -de 92 casos en 2000 a 803 l’any passat- i els de gonorrea gairebé per 5 – de 220 a 919 casos -.http://www.naciodigital.cat/noticia/66439/alarma/salut/27/casos/gonorrea/sifilis/nens/13/15/anys